10 de julio de 2019
10.07.2019
fútbol

Próxima parada: Segunda División

El vigués Anxo Martínez disfruta del ascenso conseguido con el Mirandés junto al cuerpo técnico que hace un año dirigía al Rápido de Bouzas

10.07.2019 | 01:13
Alex Martínez, Pablo Gómez, Borja Jiménez y Anxo Martínez, tras lograr el ascenso a Segunda.

Anxo Martínez disfruta aún de la resaca del ascenso del Mirandés a Segunda División. Este vigués, especialista en el entrenamiento de porteros, tomó el año pasado una de las grandes decisiones de su vida, la de marcharse a Miranda con el resto del cuerpo técnico que había coincidido en el Rápido.

Hace un año Anxo Martínez hizo la maleta y se marchó en busca de fortuna junto al resto de integrantes del cuerpo técnico del Rápido de Bouzas. En el Baltasar Pujales había coincidido con Borja Jiménez y Alex Martínez, técnico y director deportivo del cuadro aurinegro, y la conexión fue inmediata. Había llegado allí tras especializarse en el trabajo con porteros y avalado por el buen trabajo en el Choco y también por los doce años de experiencia en los banquillos. Todo un logro para alguien que apenas tiene 31 años. Anxo vivió en primera persona la extraordinaria temporada del Rápido en su estreno en Segunda B en la que incluso rozó el play-off de ascenso a Segunda y eso supuso el trampolín de todo el cuerpo técnico que fue reclutado por el Mirandés con la idea de recuperar la categoría que acababan de perder.

Hace solo una semana la ciudad se echó a la calle para festejar el regreso a Segunda División después de un fabuloso play-off en el que apearon al Atlético B, Recreativo de Huelva y Atlético Baleares: "Ha sido el colofón a una temporada gigantesca", explica Martínez. "No era sencillo porque la exigencia en Miranda es muy alta y el club estaba tocado por el descenso. Pero el trabajo de todo el mundo ha sido extraordinario, el equipo marcó muy claro su estilo y eso se ha visto mejor que nunca en el play-off al que llegamos de maravilla".

Este vigués recuerda que "cuando se me planteó la oportunidad de venir aquí no lo dudé ni un momento. Al final es incorporarte al Mirandés y estás a un paso de la Segunda División que ya es una categoría profesional. Esa apuesta salió muy bien". Y el salto definitivo acabó por darlo con el ascenso logrado hace unos días: "La verdad es que supone hacer realidad una de esas ilusiones que uno se plantea en la vida".

Curiosamente a la vuelta de la esquina le esperaba una de esas noticias con las que el fútbol sorprende en ocasiones. Aunque se daba por seguro que el cuerpo técnico se mantendría tras el ascenso y que seguirían en Miranda, el club no llegó a un acuerdo con Borja Jiménez que a los pocos días encontró nuevo destino en la Primera División del fútbol griego. Ahora sí que separan sus caminos porque Anxo Martínez se queda en Miranda donde le han ofrecido continuar en el puesto de entrenador de porteros. Será en Anduva donde descubra a qué sabe el fútbol profesional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Contenido Patrocinado


Las prótesis ergonómicas, la última revolución en aumento de mamas

El doctor Jorge Novoa explica los beneficios de estos implantes, capaces de adaptarse a todas las posiciones del cuerpo