Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

halterofilia - Campeonato de España

Otra 'guerrera' en el box

Nathalia Andrea Paz, que imparte clases en Crossfit Norte Redondela, regentado por Sara Alicia Fernández y Alba Estrada, logró la plata en su primer Nacional

Otra 'guerrera' en el box

Otra 'guerrera' en el box

Una llamada inesperada le cambió la vida a Nathalia Andrea Paz. Desde ese día que sonó su teléfono convirtió lo que en principio era una afición en su modo de vida, en su profesión, y ya empiezan a llegar los resultados. El pasado fin de semana, la deportista, que tiene la doble nacionalidad española y colombiana, logró la medalla de plata en el Campeonato de España de Halterofilia en la categoría de hasta 59 kilos, disputado en el Pabellón Municipal "Guillermo Miguel Prim" de Vallecas.

Su primer movimiento le valió un bronce en arrancada (72 kilos) y el segundo fue merecedor del mismo metal (empatada con la segunda con 93 kilos) en dos tiempos. Por el total olímpico se adjudicó la medalla de plata con 165 kilos, por detrás de Alba Sánchez (184) y por delante de Teresa Tarancón (158).

"Empecé con la halterofilia a raíz del crossfit y vi que disfrutaba mucho entrenando así que me federé justo hace un año", explica. El de Vallecas fue su primer campeonato de España.

Sus inicios en el deporte fueron en Distrito Vigo, pero conforme "me iba formando" probó otras opciones con el reto de exigirse "un poco más". Un día coincidió con Sara Alicia Fernández (una de las gerentes del Crossfit Norte Redondela y que este año repetirá participación en la final de los CrossFit Games, que se disputarán en agosto en Wisconsin, aunque esta vez en modalidad individual) en Madrid. Ese primer contacto derivó en la llamada que le cambió la vida. "Se quedaron con mi cara y me contactaron por las redes sociales. Sara me dijo que tenía mucha condición física y me propuso dar clases". Difícil decir que no.

Desde entonces, todo ha cambiado para ella. "Yo iba al gimnasio y hacía cuatro cosas, como cinta y poco más. Un día me fijé más en los que hacían crossfit y me llamó la atención. Yo tenía una idea de que era algo diferente como levantar ruedas y estar muy fuerte y no quería ni probar porque me pondría muy grande", bromea.

Pero probó. "Me gustó mucho, pero tienes que ser un poquito competitivo y querer mejorar, y eso es lo que marca la diferencia", sostiene. Ahora compagina sus entrenamientos al tiempo que imparte clases de crossfit en el box de Redondela, junto a las que podrían considerarse sus mentoras. Alba Estrada es la que se encarga de sus entrenamientos.

Una de las disciplinas que se incluyen en el crossfit es el levantamiento de pesas olímpicas, pero según Nathalia Andrea Paz, "en el crossfit se enfoca más a una resistencia muscular y no a buscar una máxima potencia para realizar un levantamiento", analiza. En una competición a la que acudió en Vigo fue consciente de su potencial en esta disciplina. "Fue donde me di cuenta de que quizá podía animarme a hacer este deporte también", reconoce. De cara a las competiciones de halterofila solía bajar un poco el ritmo en crossfit pero justo para este Nacional no lo hizo porque este mismo mes afronta en París su primera cita internacional en la modalidad, el CrossFit French Throwdown 2019: "Es una competición a alto nivel y tengo que estar bastante preparada".

Pese a considerarse una "novata" en este deporte, ya que empezó hace dos años, su evolución es evidente. "Tuve un cambio bastante bueno en cuanto a mi estilo de vida. Cuando empecé trabajaba muchas horas al día, entre 14 o 15 horas, y no rindes igual. Ahora que estoy en el box solo doy clases, como bien, duermo bien y se nota mucho", apunta. Ahora su estilo de vida está dedicado básicamente al crossfit.

Desde hace diez años reside en Pontevedra. Estudió Nutrición y Dietética y ha trabajando en la hostelería y en tiendas de ropa, incluso como monitora en campamentos de verano. Pero su futuro, o al menos su presente, está dedicado al deporte. Su plata en el Nacional de halterofilia ha sido una "gran sorpresa" que la anima a continuar. "Nos hemos venido muy contentas de Vallecas", apunta. "Sinceramente no me lo esperaba porque estábamos muy igualadas todas. Ahí, la que hiciese podio era porque tenía la cabeza en su sitio porque realmente, a nivel físico, estábamos todas muy preparadas y teníamos muchas cualidades similares. Quizá dentro de este deporte la cabeza tiene mucho que ver y es un aspecto que también estuve trabajando y se nota muchísimo. Estuve unos meses de bajón y no sabía cómo afrontarlo y, poco a poco, fuimos trabajando la cabeza y eso hizo su parte dentro de la competición", expone.

Ese bajón vino en su intento fallido de lograr el billete para los CrossFit Games de este verano en Madison. Tras la decepción inicial al quedar cuarta por Colombia, no descarta volver a intentarlo en un futuro. "Depende de cómo cambien las cosas porque ahora mismo la organización está modificando las reglas, las normas, todo? Hasta que no clarifique no sé podría saber", apunta. "Igual dentro de un año puedo conseguir algo más, nunca se sabe", anuncia. "Al principio quedar de cuarta me desmotivó un montón, pero luego me puse a pensarlo y la verdad es que estoy empezando aún".

Solo hace dos años que empezó y el margen de mejora no tiene techo. En ese sentido, agradece tener la oportunidad de trabajar junto a Sara Alicia Fernández y Alba Estrada. "Tenerlas cerca, ver cómo sufren, cómo entrenan me aporta muchas cosas positivas a la hora de entrenar yo también porque me digo a mí misma que si ellas lo hacen y sufren tanto yo también puedo. Siempre las tengo de referencia y como motivación a la hora de hacer cualquier cosa", reconoce. Así que asegura que son "como unos angelitos que aparecieron de repente y me han ayudado a avanzar muchísimo, el cambio que he dado ha sido fuerte". "Cuando llegué tenía muchas dudas porque un deportista, cuando está a alto nivel, pasa por todo, por momentos muy malos, por lesiones, y puede llegar un momento en el que te empiezas a cuestionar todo. Ellas son muy fuertes y yo creo que los que marcan la diferencia son los que deciden sufrir y los que decide aguantar la presión", analiza.

"En cuanto a la halterofilia también estamos enfocados a buscar buenos resultados. Este fue mi primer año realmente como halterófila y en el Gallego quedé campeona y en el Nacional no nos esperábamos este subcampeonato". La apuesta de Nathalia Andrea Paz parece ganadora.

Compartir el artículo

stats