El italiano Danilo Petrucci (Ducati Desmosedici GP19) se hizo acreedor a conseguir su primera victoria y además "en casa", en el Gran Premio de Italia de MotoGP disputado en el circuito de Mugello única y exclusivamente por su arrojo y decisión. Petrucci arriesgó hasta el límite en la última vuelta para superar a Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) y a Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP19).

Petrucci esperó su oportunidad en la apurada de frenada de la primera curva tras la larga recta de Mugello para meterse con más valor y decisión que lógica por el interior y superar así tanto a Dovizioso como a Márquez, que era quien iba más fuera de la trazada y que a la postre entró segundo a 43 milésimas de segundo. El piloto español del equipo Repsol Honda continúa líder del Mundial ahora con doce puntos de ventaja sobre Dovizioso y 27 respecto a Alex Rins, que acabó cuarto en Mugello.

Hubo varias claves a lo largo de la carrera de MotoGP, la primera de ellas antes incluso de que comenzase la misma al ver la elección de neumáticos de todos los pilotos, en donde se vio que, entre los de cabeza, sólo Marc Márquez eligió los compuestos más duros, lo que ya dejaba claro que el líder del mundial esperaba llegar a jugarse la victoria en las últimas vueltas.

Durante la carrera hubo muchos momentos destacados pero los más relevantes, sin duda, en lo positivo y en lo negativo, fueron las grandes salidas que protagonizaron tanto Andrea Dovizioso como Alex Rins (Suzuki GSX RR), que acertaron a la hora de soltar embrague cuando se apagó el semáforo rojo, lo que no hicieron ni el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1), ni el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1).

Al italiano, seguramente, le pudieron los nervios de no verse delante en Mugello y forzó para cometer un primer error que le hizo salirse de la pista junto a Joan Mir (Suzuki GSX RR) y regresar último por lo que con más presión todavía protagonizó el segundo error, se cayó y se acabó su carrera.

Márquez intentó escaparse sabedor que cuantas más vueltas pasasen mejor rendimiento tendría de sus neumáticos, pero ni los dos pilotos de Ducati, ni el de Suzuki, le dejaron, y todos ellos demostraron que sus motos consumen mucho menos el neumático trasero, ya que todos ellos optaron por el medio detrás y delante, salvo Rins, que montó el duro delante.

La carrera se iba a dilucidar en la última vuelta y ahí sorprendió Marc Márquez al ganar por velocidad a las dos Ducati en los más de 1.100 metros que tiene la recta de Mugello. Estaba claro que ninguno iba a ceder un ápice en la apurada de frenada de San Donato, en donde Danilo Petrucci le "echó más pelotas" y por dentro superó a Dovizioso, que tuvo que levantar su moto, y a Márquez, que se benefició de esa circunstancia para quedarse pegado al primero mientras el segundo se quedó descolgado a tres décimas. Márquez lo intentó por activa y por pasiva el resto de la vuelta pero Petrucci tuvo la convicción de querer ganar en "su" gran premio por primera vez y lo hizo.