Roi Rodríguez, Manuel Garrido, Sara Ouzande y Pedro Llenín serán los representantes del Kayak Tudense Axuda Páramos en la segunda Copa del Mundo en Duisburgo (Alemania, que comienza a disputarse mañana. Los cuatro debutarán en una competición internacional en la actual temporada. A ellos se les unen Rubén Millán y Albert Martí, que estuvieron la primera Copa del Mundo en Poznan.

La cita en Alemania es una de las más importantes de la temporada, ya que podría resultar decisiva para formar parte del equipo nacional que competirá en el Mundial de Hungría, donde estarán en juego muchas plazas olímpicas.

Esteban Alonso reconoce que "llegar bien a esa cita es fundamental. Detrás hay mucho trabajo y también superar obstáculos, como los controles selectivos. Será un Mundial duro". El entrenador posee una agenda en la que marca las fechas claves. Es un cuadrante con anotaciones específicas, aunque también utiliza la tecnología digital para su trabajo.

Estar en todas las finales de la Copa del Mundo en Alemania es el gran reto que tienen los tudenses. Para ello han seguido un amplio plan de preparación, que incluye también entrenamientos en altura. Desde el pasado mes de septiembre, Esteban Alonso ha seguido un programa amplio y además intenso.

El Kayak Tudense Axuda Páramos tiene un calendario intenso a lo largo de toda la actual temporada. La competición nacional, donde figura en el tercer puesto en la clasificación por clubes, también es considerada como importante. La entidad, que alcanzó la cifra de 15.000 seguidores en las redes sociales, es considerada como una potencia en el mundo del piragüismo español. Esta semana busca también brillar a nivel internacional.