14 de mayo de 2019
14.05.2019
balonmano - Primera Nacional Masculina

Cita histórica del Lavadores en Navia

El Construcciones Castro, anfitrión de la fase de ascenso

14.05.2019 | 01:29
Abel Caballero bromea con Sergio Carballeira.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, presentó ayer la fase de ascenso a División de Honor Plata Masculina, la segunda categoría del balonmano español, que el polideportivo municipal de Navia acogerá durante el puente de las Letras Gallegas (17 al 19 de mayo).

Caballero, acompañado por el concejal de Deportes, Manel Fernández, el presidente del Unión Balonmán Lavadores, Iván Pérez, el director deportivo del club, Sergio Carballeira, el directivo Javier Abalde y los jugadores Alan y Abiel Villalobos, Adrián Suárez y Javier Freijeiro, abrió su intervención catalogando el evento como "de primera magnitud en España" y añadiendo una pizca de humor: "Aquí están con nosotros los que van a ascender, sin presión".

El regidor sostuvo que el campeonato, una liguilla a una sola vuelta durante tres días en la que asciende el campeón, "es un hecho tan importante por lo que significa una fase de ascenso, porque queremos estar en División de Honor Plata y es todo nuestro empeño". Pero con la excusa de este evento también quiso "felicitar al Balonmán Lavadores por una temporada tan extraordinaria en todas las divisiones", dijo. De hecho, el club se ha quedado a las puertas de la fase de ascenso a División de Honor Plata Femenina.

El Construcciones Castro Lavadores jugará el viernes a las 18:00 horas ante el Elda, el sábado contra el Helvetia Anaitasuna (18:00) y el domingo cerrará el torneo ante el Cajasur de Córdoba (12:30).

Sergio Carballeira solicitó en nombre del club "que la afición se anime a empujarnos y que se vuelva a enganchar al balonmano vigués". Y reconoció que el Construcciones Castro Lavadores se ha comportado hasta ahora como un equipo "potente. Y jugar en casa es un factor diferencial".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

El fútbol, motor de la economía

En Galicia el fútbol generó un impacto equivalente al 1,14% del PIB autonómico, hasta los 675 millones de euros al año.