El hecho de ser un equipo ya descendido no ha impedido al Unión Grove completar un muy buen encuentro ante el Marcón. La sensación en el vestuario local es que se escaparon dos puntos después de merecer los tres, especialmente tras una muy buena segunda parte.

El penalti que adelantó a los de Santi Mariño no dejó lugar a la discusión. Pablo Barrio lo ejecutó con acierto, pero poco tardaron los visitantes en empatar por el mismo conducto de los once metros. Pero incluso antes del 1-0, Bruno desperdició una muy buena ocasión con un disparo a bocajarro que se encontró con una excelente intervención de Jose.

El juego más directo del Marcón encontró buena réplica en los locales que, además pudieron generar muchas ocasiones. Incluso el poste se interpuso en el camino al gol de los azules antes de volver a ponerse por delante en el marcador con una jugada bien trenzada que culminó Pichi.

Ya a la desesperada, el Marcón se encontró con el empate en una jugada de rebote en el minuto 96 que privó a los grovenses de llevarse un resultado más acorde a lo expuesto.