26 de abril de 2019
26.04.2019
baloncesto en silla de ruedas

Ángel de la guarda

El trabajo de Cronau, básico en los sistemas diseñados por César Iglesias - "Estamos preparados", asegura la australiana

26.04.2019 | 01:47
Shelly Cronau, en una actividad de la Liga Linco.

Nunca destacará en anotación y sin embargo muchas de las canastas de sus compañeros llevarán su firma. Difícilmente podrá puntear un tiro, pero nadie es más dura en el choque y más inabordable en los bloqueos. Shelly Cronau fue básica en la conquista de la Challenge en 2017 y afronta con responsabilidad la Euroliga 3: "No quiero decepcionar".

Shelley Cronau enumera las funciones y cualidades de cada jugador del Amfiv. "Yo protejo a Chava", menciona con naturalidad cuando le toca definirse. Puede resultar paradójico, una especie de intercambio de papeles: el mexicano, enorme, guarecido tras su diminuta guardaespaldas. Pero es la imagen que mejor representa la importancia de Cronau, Sobre esta asesina con cara de ángel reposa en gran medida la candidatura del equipo vigués a la Euroliga 3.

A Cronau, antes que en la dulzura de su mirada azul, hay que tasarla en el acero de sus brazos y de su carácter. "Si yo necesito mandarle un 'recado' a alguien del otro equipo, se lo da Shelley. Con eso lo digo todo", ha llegado a confesar el entrenador del Amfiv, César Iglesias. "Es dura. No se deja intimidar por nadie". Posee además inteligencia táctica. Cronau se encarga de eliminar a la referencia ofensiva rival si Iglesias ordena el "man out". En ataque, tunela la defensa rival para facilitar las penetraciones de Envó o Alejos igual que proporciona comodidad al Chava Zabala en su tiro de media distancia. En ella se condensa la esencia del baloncesto en silla de ruedas, que le concede como única ventaja a su condición femenina la reducción de su puntuación de 2,5 a 1. Como en el rugby, cada uno debe realizar solo su trabajo pero todo su trabajo. Cronau pesa sin necesidad de anotar.

La joven asume la responsabilidad. Llegó a Vigo como pareja de Alejos, a quien conoció cuando el olívico fichó por el Spinning Bullets de su Queensland natal. Pero ya siente el Amfiv como suyo. "Personalmente tengo un poco de presión", admite sobre su enfoque de la Euroliga 3. "Fue maravilloso cuando ganamos nuestro primer título hace dos años. Lo queríamos por Pablo Beiro, por la ciudad de Vigo, por el club. Ahora tenemos la presión de querer hacerlo de nuevo. Por mi parte, no quiero decepcionar".

A nivel colectivo, César Iglesias se esfuerza en recordar cuál es la mentalidad adecuada. "Hemos tneido entrenamiento y sesión de vídeo. El entrenador insiste en que estemos totalmente centrados en el primer partido. Algunos jugadores que no han disputado este tipo de competición están excitados, con mucha emoción. Quieren ganar todos los partidos. Tenemos que recordarles: uno a uno", comenta Cronau, que destaca el equilibrio químico del vestuario: "Tenemos gente muy diferente en el equipo, unos que se entusiasman y otros más calmados, como Chava o Agustín. Ayudan a que el equipo tenga el punto exacto de tensión".

Ha costado construir una identidad. De la Challenge de 2017 se mantienen Cronau, Alejos, Chava, Envó y Vilas. Alessandrini se incorporó en la segunda mitad de la pasada campaña. Amimoto, Murakami, Bonio y Hardouin fueron fichados en este ejercicio. Varios de ellos se han pasado la liga yendo y viniendo por los compromisos internacionales. "La temporada ha sido muy dura", admite Cronau, aunque explica la séptima plaza liguera en el desembolso de los demás. "Tenemos un buen equipo pero los otros son muy buenos. Han incrementado el nivel. Pero esto nos ha preparado para la Copa de Europa. Somos fuertes. Hemos tenido partidos duros, derrotas. Tenemos la sensación y la voluntad de ganar. Conocemos a nuestros rivales, sabemos qué esperar".

El Amfiv no había vuelto a jugar en Navia precisamente desde la final de la Challenge, lo que mitiga la condición de local. "No es una ventaja tan grande porque no entrenamos aquí todos los días. Pero este pabellón es maravilloso. Hemos trabajado durante estos días y espero que nos hayamos adaptado". Cronau es rotunda: "Estamos preparados".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

El fútbol, motor de la economía

En Galicia el fútbol generó un impacto equivalente al 1,14% del PIB autonómico, hasta los 675 millones de euros al año.