Un empate a dos goles ante un Arenteiro que necesitaba puntuar y coger aire en su lucha por el descenso de categoría dejan un tanto tocado al conjunto local, que deberá sacar muy buenos resultados en los próximos partidos para lograr la ansiada cuarta plaza. Se adelantó dos veces el cuadro visitante con un doblete de Hugo, pero Pedro y Aarón igualaron la contienda antes del descanso.

No pasó excesivos apuros el cuadro de O Carballiño, bien aplicado en defensa, intenso en la presión y minimizando riesgos atrás. A costa, eso sí, de descubrirse poco y apenas dejar noticias en ataque. El meta local Damián fue un espectador más durante la primera media hora.

Superado el minuto 25 llegó una de las mejores opciones silvistas para marcar. Lorusso, que había dispuesto de una ocasión previa para estrenar el marcador, sirvió un centro desde la parte izquierda y Marcos empaló una volea baja que se marchó junto al palo derecho de la portería defendida por el equipo verde.

En un final de primer tiempo de ida y vuelta, el Arenteiro volvió a golpear en su siguiente llegada al área. Fue por el costado izquierdo. El envío al área lo recibió Carlos de Dios. El capitán del cuadro verde trató de sortear a Damián. El golpeo, demasiado largo, le quedó fuera de alcance pero perfecto para que Hugo, muy oportuno, estableciera el 1-2. Cuarto doblete esta temporada para el máximo goleador del equipo carballiñés.

Volvió a rehacerse rápido el equipo herculino. En el tiempo añadido de la primera mitad, Pedro se escapó por la banda derecha y situó un balón de oro en boca de gol. El "Pichichi" local, Aarón, atento, solo tuvo que empujar el envío a la red para lograr el 2-2 antes del descanso. El Arenteiro reclamó sin éxito un posible fuera de juego en la jugada.