Massimiliano Allegri, técnico del Juventus, restó importancia a las polémicas por la celebración del entrenador del Atlético Madrid, Diego Pablo Simeone, tras el gol del 1-0 en la ida de la eliminatoria de la Liga de Campeones. "Yo no hablo de las actitudes de los demás, ni siquiera lo había visto. Son cosas personales, cada uno es como es y no soy yo quien debe juzgar", zanjó.

Simeone pidió ayer "disculpas, una vez más, a la gente que se haya sentido ofendida por el gesto del otro día", cuando se agarró los genitales tras el gol del 1-0 de su equipo en el duelo con el Juventus en el Metropolitano.

Sí pedir disculpas una vez más, como lo hice después del partido, a la gente que se haya sentido ofendida y al Juventus por el gesto del otro día. Fue claramente una expresión, una mala expresión, de lo que sentía por mis jugadores. Les comunico esto para cerrar el tema", añadió.