El Real Madrid zarandeó (94-63) al Movistar Estudiantes para jugar la segunda semifinal en la Copa del Rey, un derbi blanco desde la reanudación tras el descanso, donde la renta fue ya de +27 para los de Pablo Laso, quebuscarán la final ante el Joventut.

El Rey de Copas (27) se quedó el derbi y la condición de anfitrión en el Palacio, sin fisuras para terminar de un zarpazo con la emoción del plato fuerte de cuartos de final. La actuación coral del Madrid demostró su amplio cartel de recursos, con Deck (16 puntos) y Ayón (16 y 9 rebotes) como destacados, sacudiendo la ilusión del 'Estu'.

Pronto se encontró el 'Estu' con mucho trabajo, mientras el Madrid no perdonaba uno (23-14). Laso fue con todo para impedir cualquier euforia colegial. De titular sacó a Carroll, por si quería sacar la artillería pesada en su adaptación tras lesión. Lo hizo con dos triples seguidos. También quiso dar minutos a Llull.

La Copa no te permite pensar en el día siguiente, vacilar. El Madrid buscó finiquitar el derbi por la vía rápida y un puntito más de acierto lo hubiera conseguido mucho antes. El aluvión de juego y triples blancos (8 de 16) dejó eso sí al rival temblando al descanso (50-34). Y a partir de ahí la diferencia no dejó de crecer.

Joventut, a semifinales

Por otro lado, el Joventut sorprendió al Baskonia en el primer partido del día al que ganó en una tremenda exhibición del argentino Nico Laprovittola (89-98). El base completó una actuación soberbia ante su exquipo, y con sus 36 puntos, siete asistencias, cuatro rebotes y 50 de valoración -récord histórico- acabó con el favoritismo de un equipo vasco que le había derrotado en sus últimos ocho enfrentamientos. Hoy a las 19:00 horas el Barcelona se mide al Tenerife y a las 21:30 el Real Madrid se enfrenta al Joventut en busca de la final del domingo.