14 de febrero de 2019
14.02.2019
fútbol - Liga de Campeones

Dos guantazos al impertinente Ajax

El Real Madrid acaricia los cuartos gracias a una victoria sufrida en Amsterdam - Al cuadro local, superior en varias fases, le anularon un gol en el estreno del VAR

14.02.2019 | 02:15
Vinicius comete falta sobre Ziyech. // Wolfgag Rattay

Una acción decisiva del incombustible Vinicius y la reivindicación con gol de Marco Asensio, salvaron al campeón de Europa en Amsterdam, un Real Madrid por momentos sometido por un Ajax tan físico como falto de pegada y que se llevó un triunfo con el que acaricia los cuartos de final.

La primera aparición del VAR en la historia de la 'Champions' salvó al Real Madrid de un justo castigo en el primer acto. Superado por la efervescencia local, el impulso de sentir la historia por regresar a octavos años después de un grupo de jóvenes talentosos que dan forma a un Ajax descarado. La presión alta provocó graves errores en salida de balón que pudieron costar caros.

Solo respiró el equipo de Solari cuando tuvo el balón. Fue menos de lo deseado. Achicaba como podía mientras comprobaba que su rival sufría cuando se replegaba. El Ajax defiende mejor en campo contrario y conlleva sus riesgos. Un error de precisión provocaría un contragolpe madridista al ritmo de Bale, en la derecha como novedad, o Vinicius. Los dos probaron la seguridad de un portero como Onana que venía de fallar en su Liga. Faltó precisión.

Los errores defensivos marcaron la actuación del Real Madrid. Desajustes que obligaban a ayudar atrás a los dos extremos. Cuando Vinicius y Bale no lo hicieron, aumentó el sufrimiento. Tadic encaraba rivales y exhibía habilidad.

Courtois se convertía en el gran protagonista en un minuto en el que pasaba de exhibir virtudes, haciéndose enorme en una salida ante Ziyech, solo y lento para marcar, a un grave error que acabó en gol.

El cabezazo tras córner de Blind no lo blocó Courtois que dejó muerto el rechace para que Tagliafico, con coraje, lo rematase a la red. La locura local se desvaneció con el VAR. Falta por obstrucción en el área chica al portero o fuera de juego. Nadie supo lo que pitaba, pero el tanto no subió al marcador.

La imagen del Real Madrid cambió en la segunda parte. Solo podía mejorar y lo hizo con personalidad. Era imposible mantener el ritmo de juego del Ajax y añoraba una mejor versión de un De Jong que jugó tocado.

De golpe los papeles cambiaban. Neres perdonaba a la contra y con la posesión la pegada madridista asomaba. De nuevo gracias a Vinicius, explotando su velocidad al espacio, ganando en carrera al pase en profundidad, encarando y recortando rivales antes de asistir a Benzema. El francés define con la precisión que aún le falta al brasileño. Su disparo a la escuadra.

Fueron momentos en los que la figura del capitán Ramos creció el día que cumplía 600 partidos con el Real Madrid, en los que el campeón debía anestesiar el duelo pero fue incapaz. Dolberg perdonó nada más salir y Ziyech empató a placer, adelantándose a todos a un pase de la muerte.

El empate no parecía un mal resultado por lo mostrado pero el orgullo madridista le impulsó por más. Los cambios de Solari dieron su resultado. Marco Asensio fue decisivo. Primero chutó de zurda al lateral de la red, su segundo intento blando y al tercero firmó el tanto del triunfo. Con el Ajax agotado, la carrera de Carvajal acabó con un pase tenso y medido al segundo poste donde Marco no perdonó. Un gol que necesitaba para recuperar el caché perdido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

LaLiga

Nuevas formas de consumir contenido

Ahora los espectadores pueden elegir qué ven y cuándo. Esto ha derivado en el nacimiento de plataformas como LaLigaSportsTV