Firi rescató al Sanxenxo de un presumible empate y con dos goles le dio la victoria ante el Velle en un partido insulso y con pocas ocasiones de gol, en el que parecía que ninguno se jugaba mucho. El técnico local, Nel Blanco, tuvo que echar mano del centrocampista, que además estaba tocado, para desatascar el juego de su equipo y que decantase la balanza a favor de los locales con dos tantos de bella factura.