El Wolverhampton Wanderers anunció ayer el fichaje permanente de Jonny Castro Otto, que estaba cedido en el club inglés por el Atlético de Madrid, por una cantidad que los medios ingleses cifran en 18 millones de libras (20 millones de euros). El internacional español ha alcanzado un acuerdo para continuar en el club del Molineux Stadium, al que llegó cedido en verano, hasta 2023.

Jonny disputó más de 200 partidos con el primer equipo del Celta antes de ser fichado por el Atlético de Madrid, quien lo cedió inmediatamente al Wolves. El jugador de 24 años se ha ganado un puesto permanente en el lateral izquierdo de los del norte de Inglaterra, quienes se sitúan séptimos en la clasificación de la Premier League.

"Estoy muy feliz de continuar involucrado en este equipo. La decisión fue muy fácil de tomar porque me están tratando muy bien, el cuerpo técnico es encantador y tengo unos grandes compañeros y aficionados", dijo Jonny en declaraciones a la página oficial del club.

Su venta se enmarca dentro de la operación para la incorporación de Álvaro Morata al Atlético, una vez que necesitaba dos salidas para hacerle hueco en la plantilla dentro del límite salarial. Una ha sido Gelson Martins, cedido al Mónaco; otra ha sido la de Jonny.