El líder de Primera Estatal, el Calvo Xiria, cayó ayer en la cancha del Bueu Atlético. Los visitantes dominaron el partido desde el principio y llegaron a escaparse hasta de cuatro goles en varias ocasiones. Pero el Bueu Atlético reaccionó en la segunda hasta certificar la remontada y lograr una victoria de mucho mérito.

En el ecuador de la segunda parte la entrenadora de los buenenses, Irene Vilaboa, pasó a una defensa 5-1. Pese a la lesión de Mauro, los locales arriesgaron con David y Chema en el doble pivote y con Roque y José en la primera línea. Junto al acierto en ataque a la hora de remontar, con Daniel Vicente y Quintela como máximos anotadores, los locales cimentaron el triunfo en una acertada y sólida defensa en el tramo decisivo del choque.

Llamó la atención la actuación del guardameta local, que llegó a firmar hasta 19 paradas y acabaría siendo clave en el resultado.