Los mejores jugadores del mundo de pádel estarán en Vigo los próximos cuatro años tras el acuerdo al que han llegado el Concello con el World Padel Tour (WPT) para que la ciudad sea escenario de una de las pruebas del selecto circuito que acoge a los grandes especialistas de un deporte en absoluto crecimiento y que en Vigo cuenta con miles de seguidores.

El Ifevi será el escenario de una prueba que se estrenará la semana del 5 al 12 de mayo de 2019. Esta será la primera de las cuatro ediciones que ya están garantizadas tras el acuerdo al que han llegado los responsables del circuito con el Concello de Vigo. En uno de los pabellones del recinto ferial se levantarán dos pistas que acogerán el torneo de forma intensiva en sesiones de mañana y tarde. De todos modos, la acción en los últimos días estará puesto en la pista central que tendrá una capacidad para más de tres mil espectadores.

En Vigo habrá oportunidad de ver en acción a jugadores ya legendarios de este circuito como son Belasteguin, Pablo Lima, Maxi Sánchez o Carlos Gutiérrez en categoría masculina o las hermanas Sánchez Alayeto en femenina. Un total de 154 parejas disputarán el torneo (98 masculinas y 56 femeninas).

El campeonato que se disputará en Vigo repartirá 160.000 euros en premios entre fijos y variables. La entidad organizadora cree que generará un retorno para la ciudad de entre 1,3 y 1,9 millones de euros.

En Vigo seguramente se produzca una gran acogida a esta noticia teniendo en cuenta que son muchos los aficionados de la ciudad a este deporte y que incluso son habituales espectadores de las pruebas que se disputan del World Pádel Tour a lo largo del año. En esta ocasión lo van a tener a mano.

Abel Caballero, que ayer presentó el acuerdo con Luis Torres, director de Expansión Nacional del World Pádel Tour, explicó que "se trata del circuito profesional de pádel más importante a nivel mundial. Nos gusta el pádel especialmente; nos gusta todo aquello que tiene ámbito mundial y esto es de ese nivel; y nos gusta porque es una movilización deportiva de una modalidad que tanta gente practica en toda Galicia".

El jefe del gobierno local espera "movilizar a la ciudad en torno a un evento tan importante" y recordó el enorme retorno económico que puede suponer. En ese sentido, Luis Torres explicó que una prueba de este circuito supone por regla general "un retorno que oscila entre entre los 1,3 millones y los 1,9 millones de euros. Pero estoy convencido de que en Vigo vamos a estar en la parte más alta de esta variable". Torres incluso aportó unos interesantes datos sobre la popularidad del pádel en estos momentos en España. El representante del WPT explicó que según el Consejo Superior de Deportes "es el segundo deporte colectivo más practicado en España con más de 5 millones de jugadores, de los cuales 1,7 millones lo practican semanalmente y un 38% de ellos son mujeres"

Manuel Fernández, presidente da Federación Galega de Pádel, dijo estar muy contento con la noticia e incidió en la relevancia del torneo: "El World Padel Tour mueve una cantidad de gente increíble y para esta ciudad va a ser muy bueno tener esta prueba porque repercutirá en todo. Será un absoluto éxito y un gran espectáculo".

Concello y WPT anunciaron que colegios, asociaciones con personas de movilidad reducida y asociaciones de discapacitados funcionales o intelectuales tendrán entrada gratuíta de miércoles a viernes en horario de mañana y en grupos organizados."Entendemos que el pádel en particular y el deporte en general son fundamentales tanto para la juventud como vehículo de inclusión social", apuntó Torres.

Las pruebas de este circuito de pádel no es la primera vez que pisan Galicia. A Coruña fue sede de alguna cita y en 2018 ha sido Lugo la que recibió al WPT. Precisamente fueron muchos los aficionados vigueses que se desplazaron a la ciudad amurallada para ver en directo a los mejores especialistas del mundo en acción. Por cierto que el pasado fin de semana concluyó en Madrid el circuito de 2018 con la disputa de las finales. Más de siete mil personas llenaron a reventar la Caja Mágica, sede del torneo para asistir a una final que encumbró a la pareja formada por Belasteguin y Lima en categoría masculina y a Alejandra Salazar y Marta Marrero en la femenina después de que superaran a las hermanas Sánchez-Alayeto.