El Celta no pudo ni siquiera amedrentar al Barça. Los culés, líderes, manejaron el esférico durante la primera parte a placer, en la segunda, de manera más irregular. Aprovecharon dos acometidas, de las varias que tuvieron, para superar a Rubén Blanco en sendas ocasiones.

En el minuto 10, Dembelé recogía un rechace tras un disparo de Leo Messi y en el área pequeña dispararía a bocajarro entre las piernas del mosense. Ya al filo del descanso, en los peores compases para recibir un golpe, Messi sentenciaba con un tiro cruzado en una carrera por el medio del área rival, previo pase medido de Jordi Alba. El Celta contestaría con una acometida de Brais Méndez que atraparía Ter Stegen y con otro arreón de Maxi Gómez después de una buena jugada trenzada por los de Brais MéndezMaxi GómezCardoso.

De esta forma, el Celta frena su racha positiva de tres partidos encadenados sin perder -ante Huesca, Villarreal y Leganés-, en la que había cosechado 7 puntos. Despide el año en la mitad de la tabla con 21 puntos. El Barça volverá a dormir líder hoy, atesora 37 puntos y cuatro victorias consecutivas; le sigue de cerca el Atleti, con 34 tras la victoria como local hoy ante el Espanyol.

La nota negativa del partido, la lesión de Iago Aspas. Se retiró en el minuto 52 con gestos de dolor y ovacionado por el Camp Nou.