Stuani, autor de dos goles, golpeó con contundencia al Espanyol, que perdió ante el Girona su primer partido en casa.