23 de octubre de 2018
23.10.2018
Fútbol - Segunda División B

La medicina del gol

Pablo Antas, autor del primer gol del Rápido esta temporada, admite que el equipo se ha sacado un importante peso de encima

23.10.2018 | 02:40
Pablo Antas, del Rápido de Bouzas, defendido por Randy, del Fuenlabradas. // Pedro Seoane

El Rápido de Bouzas acabó, tras trecientos catorce minutos, con la sequía que lo había convertido en el único equipo de todos los grupos de la categoría, que todavía no había logrado marcar un gol. El lucense Pablo Antas fue el encargado de acabar con el Maleficio, y los aurinegros ya piensan ahora en la remontada.

Marcar un gol se había convertido en el primer, y posiblemente único, objetivo de los boucenses. Ayer, cuando Pablo Antas marcó el tanto que al final sería de la victoria, el equipo "se sacó un peso de encima", apuntó el autor del gol. "Necesitábamos ese gol, esa victoria, porque se estaba haciendo agónico."

El jugador del Rápido no cree que el equipo "estuviera obsesionado con el gol, pero lo cierto es que los partidos pasaban y veíamos que hacíamos las cosas bien, pero no llegaban. Teníamos ocasiones, no metíamos y al final te iba comiendo un poco la ansiedad de ver que haces cosas y que no obtienes resultados y eso, al final de todo, es un poco frustrante".

Cuando se le pregunta por lo que se le pasó por la cabeza cuando se quedó solo ante el portero salmantino, a un minutos para llegar al descanso, Antas fue claro, "nada. Hubo poco tiempo. En lo único que pensé fue en controlar el balón y tirar rápido porque estaba cerca y además el portero salió con velocidad a achicar. Entonces controlé y traté de tirar interior a un lado y por fin marcamos el gol".

"Nosotros tenemos claro desde dentro", prosiguió el jugador del Rápido de Bouzas, "que al principio no estábamos muy cerca de competir, que teníamos que corregir cosas. Las fuimos corrigiendo, con el tiempo, pero al final los resultados no acababan de llegar incluso recibíamos resultados abultados que no eran reales con lo que pasaba en los partidos. Pero sí que teníamos errores en las dos áreas que nos estaban condenando. Creo que hemos corregido eso y seguimos creciendo".

En Bouzas piensan que este triunfo es un punto de inflexión, en el campeonato. "Es cierto", dijo Antas, "que por muy bien que juegues si no sumas no sirve. La victoria no va a dar ese plus de confianza de ver que todo lo que estábamos haciendo nos acercaba a competir y ahora, con estos tres puntos, nos tiene que servir para hacernos fuertes en casa y saber que del Pujales se tienen que ir pocos puntos. La clasificación era un poco anecdótica, porque no reflejaba la situación real del equipo. Nosotros sabíamos que íbamos a estar abajo. Lo sabíamos desde el inicio y nunca lo escondimos y sabemos quienes somos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook