13 de agosto de 2018
13.08.2018
atletismo - Campeonato de Europa

Pedro Nimo se reconcilia con Berlín

El santiagués finaliza 22º y se sube al podio al lograr la plata por equipos con el equipo español en maratón - Javi Guerra acaba cuarto - Bronce del quinteto femenino

13.08.2018 | 04:07
Pedro Nimo (izquierda) ayer en el podio tras lograr la medalla de plata por equipos en maratón. // Hayoung Jeon

Koen Naert, un belga de 28 años sin pedigrí en la elite mundial, se proclamó campeón de Europa de maratón con un ataque en los cinco últimos kilómetros que le condujo a la meta en un tiempo de 2h09:51, récord de los campeonatos. El suizo de origen eritreo Abraham Tadesse, campeón de Europa de medio maratón en 2016, se colgó la medalla de plata con 2h11:24, seguido del italiano Yassine Rachik (2h12:09).

El equipo español, que una hora antes había logrado el bronce en la Copa de Europa femenina, consiguió en hombres la medalla de plata con 6h42:43, por detrás de Italia (6h40:48), considerando la suma de tiempos de los tres mejores de cada selección.

El segoviano Javi Guerra volvió a ser el mejor español y, como hace cuatro años en Zúrich, se quedó a las puertas del podio, cuarto con 2h12:22, mientras que Jesús España colgó las zapatillas con un magnífico sexto puesto en 2h12:58.

Camilo Raúl Santiago, decimosexto con 2h17:24, cerró la puntuación para España. Pedro Nimo terminó en el puesto 22 con 2h18:43, reconciliándose con Berlín; e Iraitz Arróspide en el 34 con 2h19:49.

Pedro Nimo ha escrito un nuevo episodio en su carrera deportiva con Berlín como escenario. Allí donde debutó como internacional en un Mundial en 2009, el santiagués inició una relación de amor-odio con la capital alemana. Corrió con el sacro roto y "allí me destrocé", relata, para pasar por un calvario de dos años y un mes lesionado. En 2011 regresó para correr a los pies de la Puerta de Brandeburgo, para firmar la mínima para los Juegos de Londres 2012 (2h13:34).

"Al año siguiente, en el mejor momento de mi vida, fui a Berlín, pisé mal y se fue todo el verano al traste", rememora. Pero Berlín aún le guardaba un capítulo más en su vida.

A sus 38 años, Nimo acudía a este Europeo dispuesto a ofrecer su mejor versión. En su reencuentro con la ciudad de "las luces y las sombras" para él, como la define, su 22º puesto le permite regresar satisfecho. "Estoy un pelín 'enfadado' y feliz a la vez. Enfadado por haber optado por no infiltrar el pie esta mañana (por ayer) y con ello correr los últimos 5 kilómetros "pata palo" a pesar de ir con fuerzas y muy entero (lo entero que puedes ir en el kilómetro 35-37), y no poder plasmar el estado de forma en el asfalto al cien por cien; pero eso se olvida y me quedo con estas cosas buenas. En un mal día soy el 22 de Europa y subcampeón de Europa. Con este equipo de amigos me marcho al fin del mundo", aseguraba el maratoniano gallego en sus redes sociales.

Con un título europeo júnior de cross por toda tarjeta de presentación, Naert derrotó a los favoritos en una carrera que se rompió en el último tercio.

A las 10.00 horas tomaron la salida en la "Milla de Europa" los 66 corredores del maratón masculino por un recorrido distinto al del clásico maratón de Berlín que ha arrojado siete récords mundiales masculinos -incluido el vigente de Dennis Kipruto Kimetto, 2h02:57 en 2014- y tres femeninos.

Este 12 de agosto se cumplen 23 años desde que Martín Fiz se proclamó en Gotemburgo campeón del mundo de maratón y el martes se cumplirán 24 del histórico triplete que obtuvieron Fiz, Diego García y Alberto Juzdado en los Europeos de Helsinki. No estaba en Berlín, por enfermedad, el campeón anterior, el italiano Daniele Meucci, y el noruego Sondre Moen, plusmarquista europeo con sus 2h05:48 de diciembre pasado en Fukuoka, había sufrido varios problemas físicos, por lo que pasaba el cartel de favorito al suizo de origen eritreo Tadesse Abraham, campeón de Europa de medio maratón y en posesión de un gran registro de 2h06:40.

Tadesse tomó el mando al paso por el medio maratón (1h05:54). Javi Guerra, atento a todos los cambios, fue de los ocho que le siguieron a un ritmo de 3:08 por kilómetro, y Jesús España enlazó con el primer grupo, mientras que Moen tenía dificultades para seguir ahí.

Un nuevo cambio de Tadesse le dejó arriba en el 27 con el belga Koen Naert y el italiano Yassine Rachik, y poco después el belga se fue solo por delante.

Javi Guerra quedó en terreno de nadie, otra vez, como en Zúrich 2014, resignado a ver cómo se le escapaba el podio por poco, pero la medalla de plata por equipos compensa de algún modo su decepción.

En el equipo femenino, la donostiarra de origen etíope Trihas Gebre fue la mejor del quinteto español, novena con 2h32:13, su mejor marca personal, seguida de la madrileña Azucena Díaz, 13ª con 2h34:00; y de Elena Loyo, 23ª con 2h37:54, que fueron las tres que puntuaron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes