13 de marzo de 2018
13.03.2018
fútbol - Internacional

El gobierno griego paraliza su liga

La policía busca al presidente del PAOK, de origen ruso, que saltó al campo con una pistola

13.03.2018 | 04:55
Ivan Savvides, con un arma de fuego en el cinturón, durante los incidentes. // Intime

El Gobierno de Grecia ha decidido suspender indefinidamente la primera división de fútbol del país después de que el propietario del PAOK Salonika fuera filmado con una pistola cuando se dirigía al campo de juego para protestar por un gol anulado.

Las fotografías y las imágenes mostraron que Ivan Savvides, uno de los hombres más ricos de Grecia, se unió a una invasión de campo en los minutos finales de un enfrentamiento con el AEK Atenas que entrena el español Manolo Jiménez. Savvides, acompañado por sus guardaespaldas, entró al campo de juego en Tesalónica dos veces, una vez con un abrigo, la segunda vez sin él y con la pistolera a la vista, aunque no llegó a desenfundar el arma.

"Hemos decidido interrumpir el campeonato. No volverá a comenzar a menos que exista un marco claro, acordado por todos, para avanzar con las condiciones y las reglas", anunció el viceministro griego de Cultura y Deportes, Georgios Vassiliadis. El gobierno griego de izquierda ya suspendió el campeonato hace dos años para poner fin a la violencia y sanear el fútbol nacional. Pero la medida no ha tenido el efecto deseado.

El fútbol griego ha estado plagado de invasiones y violencia dentro y fuera del terreno de juego. Vassiliadis dijo que esta suspensión es indefinida hasta que todos los involucrados acordaron un código de conducta y reglas. Promete que "se tomarán todas las medidas necesarias" para garantizar que las suspensiones no afecten a los partidos amistosos que la selección griega disputará contra Egipto y Suiza a finales de este mes.

Dentro de este capítulo de incidentes en el fútbol griego, un derbi entre el PAOK y el Olympiakos fue suspendido el mes pasado después de que el entrenador del Olympiakos, el español Óscar García, fuera golpeado por un rollo de papel arrojado desde las gradas. El técnico tuvo que ser hospitalizado. El comité de apelación de la Federación Griega decidió devolver tres puntos al PAOK con cuya pérdida había sido sancionado.

Respecto al último incidente, el partido del domingo disputado en Salónica fue detenido en el minuto 90 cuando un gol del defensa caboverdiano del PAOK Fernando Varela fue anulado por fuera de juego por el árbitro Giorgos Kominos, lo que condujo a una fuerte protesta del equipo local, tras la cual el AEK dejó el terreno. El AEK denunció que Savvidis entró al campo con la pistola en la cintura para amenazar a Kominos. El árbitro no pudo convencer a los jugadores del AEK de regresar al terreno al temer por su seguridad. Unas tres horas más tarde Kominos cambió su decisión concediendo el gol al PAOK lo que le permitiría hacerse con la primera plaza delante del AEK si esta hipotética victoria por 1-0 fuera acordada.

Las imágenes del episodio han dado la vuelta al mundo. "Esto nos retrocede a los años anteriores, episodios así merecen respuestas valientes", dijo Vasialidis.

La policía dijo que quería interrogar a Savvides. La declaración de la policía no mencionó un arma y una fuente policial dijo que el jefe del PAOK tenía licencia para portar un arma de fuego. Savvides, de 58 años, nació en Georgia y es un ex miembro del parlamento ruso con participaciones en empresas que van desde el puerto de Tesalónica hasta compañías de tabaco y medios de comunicación. Es buscado por la policía griega por "violación de la ley deportiva", señaló una fuente de la investigación. "En el marco del procedimiento de flagrante delito, Savvidis será arrestado si es localizado antes de la medianoche", precisó la misma fuente. "Si no es localizado, será perseguido según el procedimiento normal", añadió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine