09 de febrero de 2018
09.02.2018
CICLISMO / TRIATLÓN

Un camino con dos destinos

Jacobo Ucha trabaja junto a Gustavo Rodríguez en Pulpí con el reto de volver al profesonalismo en Portugal, mientras que el tudense inicia su camino hacia Kona

09.02.2018 | 02:30
Jacobo Ucha y Gustavo Rodríguez, en Pulpí.

"Es la primera vez que vengo a Pulpí, aunque con Gustavo Rodríguez ya había ido a otros sitios como Navacerrada, Benidorm o Alicante", dice Jacobo Ucha. "El objetivo es evitar este temporal que hay estos días en España con nieve y frío. Lo que buscamos fundamentalmente es buen tiempo para entrenar", dice.

El ciclista porriñés estará en Pulpí hasta el 28 de febrero. Su entrenador prolongará su estancia hasta el 4 de marzo, cuando correrá en Orihuela el Campeonato de España de Duatlón de Media Distancia.

Ciclista y triatleta intentan compaginar al máximo sus rutinas. "Gustavo se levanta más temprano que yo para ir a nadar. Mientras, yo desayuno. Cuando vuelve de la piscina ya salimos juntos en la bici", indica Jacobo Ucha. "Él hace menos tiempo de bicicleta, sobre tres horas, y yo continúo un poco más. Por la tarde, Gustavo suele ir a correr y luego, a última hora, volvemos a coincidir en el gimnasio", explica el ciclista.

Gustavo Rodríguez está seguro de que este trabajo juntos es beneficioso para ambos. "Gustavo es mi entrenador desde hace casi cuatro años. Ya el año pasado quería que viniera pero yo tenía muchas competiciones en febrero, con la Vuelta al Algarve y al Alentejo, en Portugal, y no pudo ser. Nos quedamos entonces con las ganas y como este año en febrero no tengo muchas competiciones, pues aquí estoy", explica.

La conjunción es perfecta: "Gustavo se beneficia de mí en el entrenamiento ciclista porque le hace exprimirse un poco más en la bici, y para mí es importante porque es un triatleta de largas distancias y hace series muy largas de muchos kilómetros continuos y también me beneficia a mí ese trabajo".

En Pulpí, además, comparten concentración con otros deportistas de alto nivel como el triatleta vigués Antonio Serrat o Fernando Alarza, con el equipo del Centro de Tecnificación de Pontevedra. "También está por aquí el equipo ciclista de la Fundación Alberto Contador", dice Ucha minutos antes de salir a rodar con ellos. "Y está el grupo de triatlón de la Blume de Madrid, donde está Uxío Abuín", añade. "Estás en un ambiente muy deportivo y muy sano tanto para entrenar como para el descanso".

La concentración en Pulpí tiene un objetivo muy claro para Ucha. "Los dos últimos años estuve corriendo en profesionales en Portugal. Este año me quedé sin contrato profesional en el último momento, así que ahora lo que estoy haciendo es mejorar mi forma física lo máximo posible para intentar volver a un equipo profesional".

Sus opciones de regresar al profesionalismo pasan por el país luso. "Allí la gente me conoce", dice. "De hecho voy a correr con un equipo pequeño, el Maia, algunas carreras para dejarme ver y poder intentar dar el salto de nuevo".

La reducción del número de corredores impuesto por la UCI en los equipos profesionales "nos ha perjudicado notablemente". "Hay más casos como el mío. Al reducir el número de corredores hay menos plazas por equipo. Si no te renuevan es casi imposible encontrar un sitio porque, además, no solo pasa en los equipos continentales de Portugal; reducen ciclistas en España, Italia, Francia? todos esos corredores también buscan equipo y tenemos que competir por un puesto con corredores de todo el mundo y algunos, incluso, han corrido la Vuelta a España o el Giro y ahí estamos en franca desventaja. Pero bueno, vamos a intentarlo".

La creación de equipos sub 25 (Ucha tiene 24 años) en Portugal abre una pequeña puerta a la esperanza. "La mayoría solo quiere tener corredores portugueses y apuestan un poco más por la formación, pero vamos a ver cómo avanza la temporada. Hay que estar atento y en buena forma", dice Ucha. La opción de fichar por un equipo élite en Galicia se la llegó a plantear, pero prefiere apostar por la opción lusa. "He hablado con el Maia, un equipo luso amateur, que va a tener el calendario casi de un equipo profesional. Competiré con ellos para dejarme ver porque donde quiero que me vean es en Portugal, que es donde aspiro a volver al profesionalismo", explica. "Voy a empezar a correr con ellos con el objetivo de intentar dar el salto de nuevo al profesionalismo si surge la ocasión". En marzo correrá una clásica en Portugal y después la Vuelta al Alentejo, junto a equipos profesionales: "Será una buena oportunidad para dejase ver".

Es un pequeño paso atrás en su carrera que "no es fácil", reconoce. "Psicológicamente este invierno no ha sido fácil a nivel de motivación". La concentración en Pulpí le ha ayudado en ese sentido. "Es un ambiente deportivo cien por cien que me sirve para motivarme y entrenar a tope para llegar a marzo fuerte".

En Pulpí, junto a Gustavo Rodríguez, se dispone de este modo a realizar "un último mes fuerte de entrenamientos" para "dejarse ver" y volver a llamar a la puerta de un equipo profesional en marzo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

Deportistas, héroes y solidaridad

¿Qué hace un madrileño del barrio de Chamartín en pleno Mozambique?