El español Fernando Alonso (McLaren) declaró ayer, tras la primera jornada de test de los neumáticos Pirelli para el Mundial de Fórmula Uno de 2018, en el Yas Marina de Abu Dabi, que está contento con la dirección en la que está el equipo para el próximo año.

"Ha sido un día muy positivo. Ha sido muy útil para nosotros hacer una lectura de los neumáticos de 2018. Tuve buenas sensaciones y noté que el rendimiento estaba allí y la degradación estaba bajo control, así que en general tuve una buena sensación", explicó Alonso en declaraciones que difunde el equipo.

"Me toqué un poco con el muro por la mañana y perdí un poco de tiempo en pista, pero los mecánicos hicieron un trabajo increíble para arreglar el coche para que pudiéramos salir de nuevo antes del almuerzo, lo que significa que pudimos completar el programa completo", reveló."Ahora la temporada 2017 ha terminado para mí, y a partir de ahora el enfoque y la preparación se centrarán completamente en el próximo año. Hay un día más de pruebas aquí y deseo que Stoffel (Vandoorne) y Lando (Norris) tengan un día productivo este miércoles", agregó el bicampeón mundial.Seguiré los resultados desde casa y pronto estaré de vuelta en la fábrica para los preparativos y el trabajo de desarrollo para el 2018. Están pasando muchas cosas y estoy muy contento con la dirección en la que estamos para el próximo año", concluyó.

El finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) fue el más rápido en la primera jornada de los tests mientras que Fernando Alonso cerró el año sexto y con un pequeño susto. El de Espoo, cuarto el pasado domingo en la última carrera del Mundial disputada en el mismo escenario, marcó un mejor crono de 1:37.768, con el nuevo compuesto hiperblando de la marca, dos veces más blando que el ultrablando de este año, e inalcanzable para el resto de pilotos, incapaces de bajar de la barrera del 1:38.

Por encima de esta barrera estuvieron el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) y el inglés Lewis Hamilton (Mercedes), que se quedaron a 300 y 800 milésimas respectivamente, mientras que el 'top 4' lo completaron el suizo Romain Grosjean (Haas) y el canadiense Lance Stroll (Williams), que ya rodaron dentro del 1:39. T

Tras ambos se situó un Alonso que rodó por última vez con el McLaren de 2017, con el que sufrió un pequeño susto con un accidente que provocó que temporalmente se sacase la bandera roja.