Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevas ilusiones en O Porriño

► El Construcciones Castro luchará por el ascenso con la "máxima ambición" en el estreno de Abel Estévez como presidente ► Trapagarán, Santoña y Los Dólmenes serán sus rivales

O Porriño se prepara para que el balonmano vuelva a ser el gran protagonista este fin de semana. Tras la reciente disputa de la Copa de la Reina, el equipo masculino del Construcciones Castro disputa la fase de ascenso a División de Honor Plata tras finalizar segundo en Primera Nacional. La cita coincide con el relevo en la presidencia, que Fernando Godoy abandona. La asamblea de socios confirmó ayer la proclamación del único candidato, Abel Estévez, que seguirá dirigiendo al conjunto femenino.

La planificación del equipo masculino depende de la fase de ascenso. Empezó como un objetivo "secundario", según su entrenador, Miguel Sánchez, pero ahora, una vez clasificados y en su papel de anfitriones de su sector, confiesa: "No descartamos nada". Tras la llegada como patrocinador de Construcciones Castro, el reto llega, quizá, antes de lo señalado. "Nos habíamos planteado intentar el ascenso en dos años o así, trayendo jugadores de más calidad, pero lo hemos conseguido antes de lo previsto y ahora la ilusión es máxima".

Trapagarán de Vizcaya, Santoña cántabro y Los Dólmenes malagueño son los rivales a los que tendrá que superar el Construcciones Castro para ascender. Solo el mejor de cada fase (son tres grupos de cuatro equipos cada uno) lo conseguirá. La consigna es realizar un buen inicio de sector, que en este caso será ante Los Dólmenes, rival al que consideran "el de más calidad y experiencia". "Es un grupo igualado y vamos a ir a por todas", dice Sánchez, que advierte que "en una fase de ascenso cualquier error o fallo te puede dejar sin opciones".

Con la plantilla al completo, Miguel Sánchez contará con una buena mezcla de veteranía y juventud. "Tenemos jugadores de experiencia contrastada en División de Honor B e incluso Asobal como Coque Fontenla o Arkaitz Vargas, y luego otros más jóvenes de Porriño que aportan su grado de calidad e ilusión.

"El equipo ha cumplido con lo que estaba marcado y es un justo premio disputar esta fase de ascenso", apunta el preparador, que desea huir de la "presión" que puedan tener sus pupilos en un envite de este calibre. "Una fase de ascenso no se juega todos los días y tienen que saber disfrutar de ella porque estoy seguro de que en muchos años es algo que no olvidarán". Sánchez apunta:"La experiencia me dice que los equipos que afrontan una fase de ascenso con un exceso de presión suelen pagarlo", así que invita a sus jugadores a disfrutar de la experiencia, siendo ambiciosos y sin renunciar a nada.

Sánchez lleva cuatro años en el banquillo porriñés. Disputó hace dos años la fase de ascenso a Primera Nacional, en Irún, y ahora intentará llevar al Construcciones Castro a Plata. "Hace unos ocho años el equipo masculino ya lo había logrado, pero tuvieron que renunciar por motivos económicos. Siempre se ha considerado al equipo masculino como el segundo equipo del club, pero eso no es así", indica. La situación económica obligó en su día a apostar fuerte por el de mayor categoría. Mantener dos equipos (el femenino milita en División de Honor) en la élite resulta un esfuerzo imposible para un club como el Porriño. Pero este año, con la llegada del nuevo patrocionador, parece propicio para que el equipo masculino luche por el ascenso. "Desde el punto de vista económico es un lujo contar con un patrocinador que nos respalde. Hasta hemos podido organizar la fase de ascenso, que también supone un desembolso económico importante. Encontrar a alguien que apueste por el deporte, y en este caso por el balonmano, es para quitarse el sombrero", apunta el entrenador.

Por otra parte, este mismo fin de semana se disputa también la Fase Sector valedera para el Campeonato de España Cadete Femenino, que también se celebrará en el pabellón porriñés. El equipo local se enfrentará a Rocasa (Canarias), Valbusenda (Zamora) y Ereintza Aguaplast (Guipúzcoa).

Compartir el artículo

stats