Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iago Aspas, un goleador de otros tiempos

El espectacular ritmo de anotación de Iago Aspas le sitúa entre los grandes artilleros de la historia del Celta - El moañés amenaza el récord de Mauro y se acerca a la altura de leyendas como Pahíño, Hermidita o Gudelj

Aspas celebra un gol ante el Athletic. // LOF

Iago Aspas saldó su vieja cuenta pendiente con Riazor anotando en terreno enemigo su centésimo gol como futbolista profesional. Era el decimoquinto gol este curso del moañés en la Liga, una cifra que le sitúa por derecho propio entre los grandes goleadores de la historia del Celta. Ningún otro futbolista canterano se había aproximado a esta cifra en Primera División desde los tiempos del gran Mauro Rodríguez, que anotó 68 goles en cinco temporadas con el equipo celeste a mediados de los años 50 del pasado siglo y ostenta desde hace 61 años el registro goleador del club en la máxima categoría (23 goles).

Solo otros tres históricos delanteros formados en la cantera celeste habían anotado más de 15 goles en una misma campaña: el propio Mauro Rodríguez, que ostenta el récord de máximo artillero del club en Primera División con 23 tantos en el curso 1955-56; el legendario Manuel Hermida, Hermidita, máximo anotador histórico del club con 101 goles en la máxima categoría, que superó la quincena de tantos en tres ocasiones y el mítico Manuel Fernández, Pahíño, que defendió también los colores del Real Madrid y el Deportivo y ha pasado a la historia como uno de los grandes delanteros españoles.

Aparte de la Santa Trinidad solo el canario Juan del Pino, que anotó 21 tantos en el curso 1941-42 y 15 en la campaña 1942-43, y el madrileño Pablo Olmedo (1954-55) habían conseguido perforar en una quincena de ocasiones la portería rival. Pahiño y Hermidita lo lograron en tres ocasiones (16, 17 y 21 y 19, 21 y 20, respectivamente) y Mauro en cuatro (23,16, 15 y 15).

Haz clic para ampliar el gráfico

Solo cuatro jugadores más en la historia del club, todos extranjeros, han conseguido marcar más de 14 goles en la Liga en los tiempos modernos: el brasileño Amarildo Souza marcó 16 tantos en la campaña 1988-89, el bosnio Vlado Gudelj, actual delegado del equipo, hizo 17 y 16 en dos temporadas consecutivas entre 1994 y 1996; Henrique Guedes Dasilva anotó 16 y 17 entre 2000 y 2002 y más recientemente Fernando Baiano hizo 16 en el curso 2006-07 que no impidieron el descenso a Segunda División. Iago lleva esta temporada 15 en la Liga, tras anotar 14 el pasado curso y 12 en la temporada del ascenso. El moañés ha sido el máximo goleador del Celta en las tres campañas en que ha vestido de celeste en Primera División. A estos 15 tantos en la competición regular, Aspas añade otros cuatro en la UEFA Europa League (UEL) y dos más en la Copa del Rey. El moañés lidera además el gol entre los delanteros nacionales y ha sido el único jugador español capaz de sostener durante meses el paso de las grandes estrellas de la Liga. Y esta temporada tiene a tiro, si es capaz de anotar 8 goles en las 10 jornadas ligueras que restan, igualar el récord histórico de Mauro.

De momento ya ha pulverizado sus propios registros de anotación y lo ha hecho con una colección de goles de toda factura que le han abierto de par en par la puerta de la selección española, con la que apunta a titular en el partido de clasificación para el próximo Mundial de Rusia 2018 que el conjunto de Lopetegui disputará el viernes ante Israel.

La importancia de Iago Aspas en el Celta no se limita a la máxima categoría. Su exitoso debut en Balaídos con dos goles al Alavés que permitieron al Celta eludir un descenso que seguramente habría significado su desaparición le convirtió desde el primer momento en favorito de la afición, pero acaso su mayor contribución en los malos tiempos fueron los 23 tantos con que el moañés contribuyó al último ascenso del Celta a Primera División. Este guarismo sitúa también a Iago Aspas entre los mejores goleadores del Celta en la categoría de plata. El récord de anotación lo ostenta Pichi Lucas, con 27 dianas en el curso 1981-82. Le siguen Baltazar y Gudelj, con 26 cada uno en las campañas 1986-87 y 1992-934, respectivamente. Aspas marcó 23 para llevar al Celta por última vez a Primera.

Compartir el artículo

stats