Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Berizzo, rey de los derbis gallegos

El argentino suma 4 triunfos ante el Dépor de los seis duelos que dirigió al Celta ante el eterno rival - Supera a Arza y a Zamora, con tres cada uno - Como futbolista ganó uno

Eduardo Berizzo felicita a sus jugadores tras el triunfo del domingo en Riazor. // Ricardo Grobas

Eduardo Berizzo va camino de convertirse en el entrenador con los mejores registros en la historia del Celta. Días atrás, el argentino (Cruz Alta, 1969) bromeaba sobre su renovación -un tema pendiente de resolver por parte del club- señalando que le motiva mucho lo de convertirse en el que más partidos dirija al club por el que firmó como futbolista en enero de 2000 y al que retornó en junio de 2014 para entrenar a una plantilla donde la cantera de A Madroa ejerce un papel importante. Con el triunfo del domingo en Riazor, Berizzo supera a Ricardo Zamora y a Juan Arza, dos mitos del celtismo, como el que más derbis ha ganado desde el banquillo. Cuatro suma con el que le dio el gol de Aspas. Hasta tres victorias obtuvieron tanto el entrenador que llevó al Celta a la primera final de Copa como el que le hizo debutar en Europa.

No tuvo tanta fortuna "El Toto" Berizzo en los clásicos gallegos como futbolista. Disputó cinco, con un balance de un triunfo, un empate y tres derrotas. A pesar de jugar como defensa central, el actual técnico celeste marcó un gol en Riazor, en la temporada 2001-2002. Ese día, el conjunto vigués arrancó un empate (2-2). Su paso por esos duelos de máxima tensión se cerró de mala manera en 2004: fue expulsado y se despidió de la afición coruñesa con un gesto despectivo.

Cuando regresó a Vigo una década después para tomar las riendas del equipo celeste, Berizzo sabía de la trascendencia de los partidos contra el Dépor y con su experiencia ha ayudado a mentalizar a sus jugadores para que se tomasen esos duelos como los más importantes de la temporada, como recordaba la semana pasada antes de viajar a A Coruña.

Además, la formación futbolística de Berizzo le lleva a proclamar siempre que los derbis "no se juegan, se ganan". Y así hizo en su debut en un clásico gallego como entrenador. El Celta superó al Dépor por 2-1, con tantos de Nolito y de Larrivey y gracias al penalti interceptado por Sergio Álvarez en los instantes finales. El partido de la segunda vuelta también cayó del lado celeste. En Riazor marcaron Charles y Larrivey.

Tras una temporada en blanco, la pasada, en la que el Celta solo pudo empatar en Balaídos, la actual comenzó de forma alentadora para el celtismo y para Aspas, que llevaba años persiguiendo un gol ante el Dépor. El amistoso que los dos equipos gallegos jugaron en Montevideo marcó el devenir de lo que acontecería en la temporada: ganó el Celta (2-0) y Aspas se estrenó como goleador ante el eterno rival. Meses después, Balaídos disfrutó como nunca con el 4-1 de la primera vuelta, con dos goles de Aspas. El círculo se completó el domingo con el tercer tanto del moañés, que se estrenaba así en Riazor. Aspas, como a mitad del siglo pasado había conseguido Atienza, firmó tres goles contra el conjunto coruñés en la misma temporada.

Con ese tanto, Berizzo se convertía en el técnico del Celta con más victorias en un derbi: cuatro. Además, consigue que su equipo gane en la misma temporada al eterno rival, al Barcelona y al Real Madrid, lo que solo había sucedido en dos ocasiones anteriores: 1941-42 y 1997-98.

Con el de Riazor, Berizzo contabiliza ya 133 partidos como entrenador del Celta. Por delante, el argentino solo tiene a Pavic (136), Zamora (152), Textxu Rojo (153) y Víctor Fernández (207). Al rey de los derbis gallegos le queda menos para batir otro récord.

Compartir el artículo

stats