27 de febrero de 2017
27.02.2017

Mouriño rechazó una oferta de 93 millones al contado por el Celta por considerar ahora viable el proyecto de Balaídos

► El dirigente ve ahora viable comprar el estadio o construir uno nuevo en Vigo o algún municipio limítrofe ► El presidente afirma que el club está "a la espera de la respuesta del Ayuntamiento por la compra de Balaídos" e insiste: "Si no nos quieren en Vigo, nos tendremos que ir; tenemos ofertas" ►El club abordará en breve las negociaciones para renovar a Aspas y Berizzo

27.02.2017 | 11:53
Un momento del acto informativo de esta mañana. // J. Lores

Carlos Mouriño ha confirmado esta mañana durante una larga comparecencia su decisión de rechazar formalmente una oferta de 93 millones de euros por la venta del 66 por ciento del accionariado Celta a un conglomerado empresarial chino. Tal como adelantó este diario hace algunas semanas, la oferta, que ha sido rechazada a través de un documento notarial, iba a realizarse al contado, en un único pago, una vez recibida la autorización de las autoridades chinas, e incluía la cancelación del préstamo que el club aún adeuda al presidente.

La decisión de rechazar tan suculenta propuesta se debe, según ha explicado el dirigente celeste, a las buenas expectativas que Mouriño tiene sobre la compra de Balaídos o la construcción de un nuevo estadio en Vigo o en alguno de los municipios limítrofes, que ya le han ofrecido "grandes facilidades" para ubicar la instalación en sus terrenos.

Mouriño ha revelado que el pasado día 23 de febrero el club remitió al Concello una carta en la que se solicitaba formalmente la compra de Balaídos o la concesión de una licencia para la construcción de un nuevo estadio en otra ubicación. "En función de la respuesta tomaremos uno u otro camino", ha afirmado.

El dirigente ha señalado que, tras entrevistarse con el alcalde y los grupos municipales, percibe un cambio de actitud en el consistorio que le permite encarar con optimismo el futuro del proyecto, bien en Vigo, bien fuera de la ciudad. "Han cambiado los términos de la concesión, la posibilidad de venta en Vigo o las facilidades que nos están dando desde fuera para la construir un estadio", ha indicado Mouriño, que ha añadido que la construcción de la ciudad deportiva dependerá de la ubicación del nuevo estadio.

En su amplio repaso a la actualidad del club, el presidente del Celta anunció un superávit provisional de 13 millones de euros en el presente ejercicio, que puede incrementarse aún de forma considerable, si el equipo sigue adelante en la UEFA, detalló los planes de negocio del club, que crecerán este año con la inauguración de la nueva sede, se felicitó por el gran momento de la cantera y reveló que el club no tardará en abordar las renovaciones de pesos pesados de la plantilla como Eduardo Berizzo, que confía en que siga, Iago Aspas, Nemanja Radoja o Daniel Wass.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes