26 de febrero de 2017
26.02.2017

El Madrid, obligado a reaccionar

El conjunto blanco quiere recuperar el terreno cedido en Valencia

26.02.2017 | 02:23
Cristiano Ronaldo, ayer en Valdebebas. // E. Naranjo

Villarreal y Real Madrid se miden en el estadio de La Cerámica en un partido en el que el equipo local se centrará en la Liga tras su eliminación europea, mientras que el líder no debe fallar tras la derrota del miércoles en Mestalla, para no desperdiciar su ventaja en la clasificación.

Para el Villarreal es fundamental recuperar la confianza de su afición, ya que el equipo ha reflejado su irregularidad con los últimos resultados y prueba de ello es que viene de caer con estrépito en Europa ante el Roma, pero fue capaz de ganar en Anoeta a la Real Sociedad, un rival que le precede en la tabla.

Esa confianza volverá si el equipo de Fran Escribá es capaz de ganar al Real Madrid, por lo que el triunfo sería uno de los de más peso de la temporada y para lo que tendrían que aprovecharse de los errores del rival.

Mientras, el Real Madrid visita al Villarreal obligado a reaccionar tras su segunda derrota liguera, desaprovechando la primera de las dos 'bolas extras' que tenía para dar un golpe al pulso por LaLiga Santander en Mestalla. Diez minutos para el olvido con dos tantos encajados, empujaron a la derrota a un equipo víctimas de sus errores y con falta de concentración para Zinedine Zidane pero no para su capitán Sergio Ramos.

Pero Mestalla ya es pasado para la plantilla madridista que marca el objetivo de reaccionar con autoridad en el Estadio de la Cerámica y mantenerse firme en el liderato. Para ello los retoques de Zidane al once devolverán a la titularidad tras dos apariciones posteriores a su lesión, al galés Gareth Bale en un terreno especial para él. En la casa del Villarreal debutó con el Real Madrid y marcó un 14 de septiembre de 2013.

La BBC volverá a juntarse de inicio tres meses y medio después. Buscará goles que inscribirían el nombre de Zinedine Zidane en un nuevo registro. Tras el de 40 partidos invicto, si el Real Madrid marca igualará un récord del Barcelona, que entre 1941 y 1944 marcó en 44 partidos oficiales de forma consecutiva.

En la otra portería el técnico francés no alimenta las dudas y realizó un apoyo público al costarricense Keylor Navas. El segundo tanto de Mestalla desató un nuevo debate público con el interés de la directiva madridista de firmar un nuevo portero para la próxima temporada de trasfondo. Zidane lo necesita enchufado y mantiene su plena confianza en él.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes