25 de febrero de 2017
25.02.2017

El Krasnodar, próxima cita en Europa

El Celta afrontará el 9 de marzo en Balaídos la ida de los octavos de final de la Europa League ante el equipo ruso,que eliminó al Fenerbahce turco - Berizzo califica de "difícil" la eliminatoria y prefería concluirla en Vigo

25.02.2017 | 01:51
El Celta se acerca a su afición. // Marta G. Brea

El Celta tendrá que volver al este europeo para afrontar los octavos de final de la UEFA Europa League (UEL). El sorteo celebrado ayer en la ciudad suiza de Nyon emparejó al conjunto celeste con el Krasnodar ruso. El partido de ida se disputará el 9 de marzo en Vigo (21.05 horas); y una semana después, el de vuelta, en la localidad del sur de Rusia próxima al mar Negro. El conjunto vigués evitó a adversarios poderosos como Manchester United, Roma, Olympiacos o Lyon.

Sin apenas tiempo para digerir el triunfo épico ante el Shakhtar Donetsk y con el equipo celeste descansando tras una jornada agotadora y un viaje en avión de cinco horas, la bola con el nombre del Celta fue la primera en salir del bombo en el sorteo celebrado en el Draw Centre de Nyon. A continuación apareció la de su rival: el FC Krasnodar, un club con un gran potencial, a pesar de su breve historia: se fundó en 2008 y desde 2011 juega en la Primera División rusa. Esta es su tercera participación en Europa. Su entrenador es Ígor Shalimov, exjugador de Spartak, donde coincidió con Mostovoi y con Karpin, y de Inter de Milán. Su estrella, el delantero Smolov, es el máximo goleador de la Liga, que se reanudará el primer fin de semana de marzo con la visita a Krasnodar del Spartak.

El entrenador del Celta, Eduardo Berizzo, calificaba horas más tarde de "difícil" la eliminatoria con el conjunto ruso, que fue segundo en la fase de grupos, tras el Schalke 04 y por delante del Niza de Balotelli, al que goleó (5-2) en su estadio, una moderna infraestructura con capacidad para 34.000 espectadores.




Haz click para ampliar el gráfico

"Ha superado un grupo difícil, así que imaginaremos un partido igual de difícil que el que pasó. Pero primero debemos imaginar mostrar nuestra mejor versión. Todos los esfuerzo tienen que estar en nosotros mismos", señaló el técnico argentino, feliz por la gesta lograda el día anterior.

"Venimos de ganar un partido difícil en lo táctico para contener un ataque muy bueno. Imaginaremos otro pero pensando siempre en el arco de enfrente", comentó Berizzo, quien lamentó, como en el sorteo de las semifinales de la Copa del Rey o como le ocurrió ante el Shakhtar, que el partido de vuelta se celebre en campo rival.

"Me hubiera gustado acabar en casa, pero somos un equipo con buena estadística de visitantes y haciendo un buen partido en la ida, y aunque eso no suceda siempre somos un rival peligroso fuera de casa", dijo. En ese sentido, el ejemplo más reciente es el del jueves, cuando el Celta se presentó en Járkov con un gol de desventaja y remontó con un penalti anotado por Aspas en el último minuto y un gol de Cabral tras un saque de esquina en la prórroga.

Facundo Roncaglia, por su parte, recuerda que les espera otro "viaje largo para enfrentarnos a un rival difícil, como todos los que continúan en la competición en Europa. Pero trataremos de realizar un gran papel para continuar vivos en este torneo".

El zaguero argentino advierte de la dificultad de esta eliminatoria ante "el gran desgaste físico" que acumula el Celta en este 2017, en el que suma ya 14 partidos, siendo junto al Barcelona y el Atlético de Madrid, el equipo que más partidos suma en lo que va de año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes