10 de febrero de 2017
10.02.2017

Claudio Beauvue recibe el alta médica tras casi diez meses de baja

Berizzo dispone de toda la plantilla, incluido Rubén Blanco, para el partido ante el Atlético de Madrid

10.02.2017 | 14:06
Beauvue, esta mañana en A Madroa. // Ricardo Grobas

A mal tiempo buena cara. El Celta trata de recuperar el ánimo tras caer eliminado de la Copa del Rey ante el Alavés. El equipo vigués hizo terapia de grupo esta mañana antes de iniciar el entrenamiento, al que se unieron Claudio Beauvue y Rubén Blanco. De esta forma, Berizzo dispone de toda la plantilla para afrontar el partido del domingo con el Atlético de Madrid (Vicente Calderón, 20.45 horas), en el que los célticos buscarán una victoria que repare el daño anímico sufrido el miércoles en Mendizorroza.

Beauvue da por concluido así un proceso de recuperación de casi diez meses, después de que el 16 de abril del año pasado se rompiese el tendón de Aquiles durante el partido ante el Betis. El delantero guadalupeño con pasaporte francés se convierte en un valioso refuerzo en las filas del conjunto celeste para lo que resta de temporada y viene a minimizar la marcha de Orellana al Valencia.

También Rubén Blanco ha desaparecido del parte médico después de recuperarse de la micro rotura del rector anterior del muslo derecho que le dejó fuera del equipo durante varias semanas. Con la recuperación del mosense, Berizzo tendrá que decidir si mantiene en la portería a Sergio Álvarez o recupera al que al que hasta ahora venía ejerciendo como portero titular del Celta.

Beauvue y Rubén Blanco participaron esta mañana con el resto de compañeros en el entrenamiento que el Celta celebró en A Madroa a puerta abierta y que comenzó con veinte minutos de retraso sobre el horario previsto (11.00 horas) debido a la charla que mantuvo toda la plantilla con el cuerpo técnico para intentar recuperar los ánimos tras el varapalo en la Copa del Rey.

A ello se refirió Hugo Mallo en la sala de prensa tras concluir la sesión de trabajo:"Lo hemos pasado mal. Hoy llegamos jodidos a A Madroa, destrozados, pero hemos hablado y ya cambiamos el chip. Tenemos que pasar página porque la afición se merece que el equipo dé la cara. Está claro que el dolor va a continuar pero creemos que nos dará fuerzas porque no podemos fallarle a esta gran afición, que nos está apoyando. Nosotros nos sentimos respaldados por ellos y queremos que ellos se sientan orgullosos de nosotros. Por eso, no nos queda otra que seguir trabajando porque todos coincidimos en que nos queda mucho y que podemos conseguir cosas muy bonitas y buenas", explicó el capitán céltico.

"Ahora hay que centrarse en LaLiga, donde nos espera el Atlético de Madrid, y después tenemos otra oportunidad bonita de seguir haciendo las cosas bien, como es la UEFA" Europa League, comentó Mallo en referencia al partido que les espera el jueves que viene en Balaídos (19.00 horas) ante el Shakhtar Donetsk ucraniano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes