02 de febrero de 2017
02.02.2017
Primera División

El ucraniano Zozulya regresa al Betis tras su cesión fallida al Rayo Vallecano

Sectores radicales de la afición vallecana rechazaron su llegada al vincularlo con un grupo neonazi de su país

02.02.2017 | 02:32

El jugador ucraniano Roman Zozulya regresará al Betis tras su cesión fallida al Rayo Vallecano por las protestas de sectores radicales de la afición vallecana por una presunta adscripción ultra del delantero bético, dijo a la radio del club su director deportivo, Miguel Montes Torrecilla.

"Hemos recibido la noticia de que está teniendo problemas con un grupo radical y lo primero que hemos hecho ha sido hablar con el Rayo. Hemos acordado para proteger a la persona y al jugador, que es un activo nuestro, que regrese a Sevilla", afirmó Torrecilla, quien precisó que la situación está en manos de los servicios jurídicos de ambos clubes.

El director deportivo bético señaló que Zozulya "federativamente es desde ayer a las doce de la noche (por el martes) jugador en cesión para los próximos seis meses del Rayo Vallecano" y que, a partir de ahora y a la espera del trabajo de los abogados, lo prioritario es la protección del punta ucraniano.

Torrecilla comentó que Roman Zozulya está "muy afectado" porque "no se esperaba que esto pudiera pasar" después de que escribiera una carta a la afición vallecana que, "parecer ser" que "no ha llegado "a determinado sectores", en referencia a los ultras que ayer le recibieron con insultos y pancartas a las puerta de las oficinas de la Ciudad Deportiva rayista.

"Vamos a recibir al jugador de regreso aquí. Después dejaremos actuar a nuestros servicios jurídicos para que nos aconsejen qué camino tomar", agregó el director deportivo bético, quien señaló que "la persona está por encima de todo" y que van a actuar "para que Roman vuelva a tener su tranquilidad aquí".

Sobre la posibilidad de ser inscrito nuevamente por el Betis, dijo que Zozulya "es un jugador que federativamente pertenece al Rayo" y que el cupo que permite la legislación no posibilita que pueda inscribirse en otro club.

La polémica ya se desató cuando Zozulya llegó a Sevilla el pasado verano procedente del Dnipro de su país. "Llegué al aeropuerto de Sevilla con una camiseta con el escudo de mi país y unos versos del poeta Taras Shevchenko, estudiado en todas las escuelas de la Unión Soviética. Un periodista publicó que traía una camiseta de un grupo paramilitar que se distingue del escudo de mi país porque lleva una espada de gran tamaño", intentó explicar el delantero. Roman Zozulya añade en una carta enviada a la afición del Rayo que ha "colaborado" con el ejército ucraniano para "proteger" a su país, y ha hecho "una importante tarea en Ucrania colaborando en ayudar a los niños y a los más desfavorecidos" de Ucrania, en el que "nunca" ha estado "vinculado a ningún grupo neonazi ni paramilitar", subraya el punta, nacido en Kiev y de 27 años.

Sin embargo, al delantero le sigue acompañando el error de 'lectura' de su camiseta, que durante su estancia en Sevilla se apagó al poco tiempo por su comportamiento y por el hecho de que, pese a no haber gozado de minutos, se ha distinguido por su discreción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes