La Unión Deportiva Las Palmas remontó el tanto con el que Santi Mina había adelantado al Valencia, en un partido que se desequilibró al inicio de la segunda parte cuando el visitante Munir fue expulsado al ver dos tarjetas amarillas en sólo tres minutos.

Esa cartulina roja al delantero valencianista cambió un choque nivelado hasta entonces, y ya resultó una ventaja sideral para Las Palmas, que había construido su remontada con un golazo de Jonathan Viera antes del descanso, mejorado después con otro sensacional disparo de Mauricio Lemos, de falta directa.

Hasta este momento no había pasado mucho más en un partido muy táctico, con ambos equipos muy pendientes de no dejar espacios al rival, cuando Enzo Pérez encontró a Gayà por la izquierda, a la espalda de Míchel Macedo, y esta vez su preciso centro raso, justo entre el portero y los centrales, donde más daño hace, lo impulsó a la red Mina.

El empate llegó en una suerte poco habitual para los isleños, porque fue con un gran disparo desde fuera del área de Jonathan Viera que se coló cerca de la escuadra.

El Valencia perdió por lesión a Enzo Pérez al término de la primera parte, y nada más iniciarse la segunda a Munir por una torpeza supina.

Poco tardó Las Palmas en aprovechar el regalo. El segundo gol llegó de falta directa, en un formidable disparo de Mauricio Lemos a la escuadra.

Mangalá cometió un error grosero y el balón llegó a Prince Boateng, quien batió por bajo a Diego Alves.