19 de enero de 2017
19.01.2017
Fútbol - Femenino

Teresa Abelleira se pasa al profesionalismo

La pontevedresa es la primera licencia profesional femenina en Galicia junto a Béjar

19.01.2017 | 02:35
Teresa Abelleira (izqda.) junto a Tino Fernández y Béjar. // RCDeportivo

A Teresa Abelleira (Pontevedra, 10 de febrero del 2000) el regalo de cumpleaños se le ha adelantado algo más de tres semanas. Su club, el RC Deportivo de la Coruña, hizo oficial ayer la profesionalización de su contrato, junto al de su compañera de equipo Raquel Béjar.

La ex jugadora del CD Lérez, que todavía está en edad juvenil, hace historia así junto a su compañera y su club al oficializar las primeras licencias profesionales federativas de toda la historia del fútbol femenino en Galicia.

Teresa Abelleira, que juega en A Coruña en la posición de mediocentro y es internacional con las categorías inferiores de la selección española (llegó a portar incluso el brazalete de capitana en alguna ocasión), tomó este verano la difícil decisión, pese a su corta edad, de dejar Pontevedra y el equipo de toda su vida para pasarse ya de forma oficial al fútbol femenino en un equipo sénior. Hasta entonces compaginaba el fútbol sala en Poio Pescamar con las categorías inferiores del CD Lérez, donde compartía once con otros chicos de categoría cadete. La apuesta por dar el salto al Deportivo en el primer año de existencia de la sección femenina blanquiazul no le ha salido mal y ya puede presumir de ser una profesional más del fútbol como muchos de sus ídolos.

Abelleira no ocultó ayer su alegría tras la firma. "Estoy muy contenta, este es un paso para seguir creciendo y poder seguir aprendiendo de la experiencia", indica. En cualquier caso este salto no le nublará la vista en lo extradeportivo y asegura que "obviamente voy a seguir estudiando y compaginándolo con el fútbol como hasta ahora".

El orgullo por la firma es doble, no solo en lo que representa para ella y su compañera este paso en sus respectivas carreras profesionales sino también por lo que supone para su deporte. "Estas son las primeras licencias profesionales que hay en Galicia de fútbol femenino y ahí también se nota que está avanzando mucho el fútbol femenino, sobre todo en Galicia", dijo la futbolista.

La jugadora admite estar ya mucho más adaptada a su destino después de los apuros de los primeros días y reconoció no tener ninguna presión en su club por nada más que no sea consolidarse como equipo y seguir creciendo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook