17 de junio de 2015
17.06.2015

El Celta confía su cantera a García-Bayón

El exayudante de Eusebio, que elogia la apuesta del club, firma por dos temporadas

17.06.2015 | 02:21
Carlos Hugo García-Bayón, en su anterior etapa céltica. // FDV

El Celta reveló ayer quién sustituirá como director de la cantera a Toni Otero, fichado por el Lugo. El club vigués se ha decantado por Carlos Hugo García-Bayón, que ya perteneció a la estructura celeste entre marzo de 2009 y junio de 2010, tiempo en el que ejerció como segundo entrenador del primer equipo a las órdenes de Eusebio Sacristán. El exjugador azulgrana, junto al que Bayón ha desarrollado la mayor parte de su carrera, celebraba ayer la decisión del Celta: "Es una buena noticia para todos".

Leonés, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y con los cuarenta años de vida apenas rebasados, García-Bayón tiene una trayectoria amplia y diversa. Comenzó a ejercer de entrenador en el Poli Ejido y ha sido la cabeza visible en equipos como el Puente Castro y la Segoviana. Trabajó como principal ayudante de Onésimo en el Huesca y de Eusebio tanto en el Celta como en el Barcelona B. Estuvo junto a él en Can Barça desde 2011 hasta febrero de este año, cuando fueron destituidos. Además, Bayón había sido el seleccionador de Castilla-León, con control de todas las categorías, de la más pequeña a la sub 19. En sus inicios, antes de dedicarse plenamente al fútbol, había trabajado para una empresa organizadora de eventos deportivos. "Tiene muchísima experiencia a todos los niveles, incluido el de gestión", señala a este respecto Eusebio. El club, en su comunicado, ensalza "sus amplios conocimientos y la implementación de novedosos métodos en los equipos en los que ha trabajado, siempre con una importante presencia de la tecnología".

Eusebio estaba informado puntualmente de las negociaciones entre el Celta y Bayón. "Por él sé que le hace muchísima ilusión volver a Vigo. Tiene excelentes recuerdos de su anterior etapa y ha conservado amistades. Es una oportunidad muy bonita para él. Está muy capacitado". Entre sus vínculos con la ciudad en la que residió durante año y medio se incluye su hijo pequeño, que nació en Vigo y al que ha llamado Iago.

Eusebio y Bayón se conocieron cuando cursaban el tercer nivel del curso de entrenador. "Enseguida congeniamos", recuerda Eusebio, aunque la decisión de construir una sociedad futbolística no se basó sólo en la simpatía, sino en criterios profesionales: "De Carlos me llamaron la atención sus ganas de crecer y su potencial. Era muy bueno coordinando y en cuestiones que yo entendía que eran necesarias para un exjugador como yo". Su relación se ha afianzado a lo largo de los años y Eusebio, hoy, amplía el catálogo de cualidades que percibe en Bayón: "Tiene sensatez, sentido común, mucha coherencia e inteligencia. Es un buen tío y además con carácter. Por eso yo lo he tenido a mi lado", enumera. "El Celta realiza una gran incorporación y los resultados se verán pronto".

García-Bayón acompañó a Eusebio en una aventura céltica de sufrimiento, pero que a la vez plantó la semilla del éxito actual. El equipo sudó para conservar su plaza en Segunda en el primer ejercicio y en el segundo se limitó a una permanencia algo más holgada, además de brillar en la Copa del Rey. Pero fue Eusebio el que inició la apuesta decidida por la cantera. El vallisoletano, con el acuerdo de Bayón, hizo debutar a más de veinte canteranos durante su mandato, muchos de los cuales protagonizarían después el ascenso a Primera.

"Nosotros quitamos el tapón a lo que se estaba cociendo y podía salir", indica Eusebio. "Demostramos que los jóvenes podían jugar en el primer equipo. Esa labor ha tenido continuidad en Vigo porque existe talento, se trabaja bien y se les siguen dando oportunidades. Carlos ayudará a que una de las mejores canteras de España siga creciendo".

Por cierto que Bayón se despidió en 2010 con una declaración de devoto amor al Celta, pero también con lo que se entendió entonces como crítica a Antonio Chaves, Miguel Torrecilla y quizás algún consejero. "El vestuario de pantalón largo tiene que estar tan unido como el del pantalón corto. No es ningún reproche, pero es evidente que no se ha trabajado en conjunto como debería ser". Si existieron diferencias, están olvidadas, ya que el director general y el deportivo promueven su vuelta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

Final del primer tiempo

¿Qué hacen los futbolistas cuando cuelgan las botas? Abandonar una pasión como el fútbol y alejarse de LaLiga no es fácil