Ni en la mejor temporada de su historia ha sido capaz el Frigoríficos del Morrazo de asaltar la pista del Ademar León. El Cangas, que ayer estuvo arropado por un grupo de aficionados desplazados en autocar, perdió 31-26 ante un conjunto leonés que necesitaba la victoria para seguir enganchado a la lucha por los puestos de competiciones europeas. Ésta es la segunda derrota del Cangas en toda la segunda vuelta, en la que solo hincó la rodilla en el Palau Blaugrana y cedió un empate en la pista del Villa de Aranda. La buena noticia es que a pesar del resultado conserva la cuarta plaza en la clasificación puesto que este fin de semana también cayeron derrotados el Helvetia Anaitasuna y el Benidorm.

El encuentro de ayer fue muy igualado hasta el último cuarto, cuando la tercera exclusión a Dani Cerqueira dejó al Frigoríficos mermado en defensa. El Ademar León salió de inicio dispuesto a conseguir el triunfo y su defensa 5-1 le ofreció buenos resultados. Así, pasados los primeros diez minutos de juego el equipo entrenado por Dani Gordo mandaba en el electrónico 6-3. El técnico de los cangueses, Víctor García "Pillo", optó por un tiempo muerto y por dar entrada a David García para intentar reconducir la situación y evitar que el Ademar abriese demasiado pronto diferencias en el marcador. Con la entrada del central buenense el Frigoríficos encontró la marcha adecuada y espacios para los lanzamientos de Adrián Rosales.

A ello se unió la buena defensa y la aportación desde la portería de Mijuskovic, que secaron la aportación de Silva y Vejin. El Cangas remontó esa desventaja y, a pesar de fallar dos lanzamientos consecutivos desde el punto de siete metros, llegó al descanso con 10-12 a su favor.

Este resultado insuflaba ánimos a los cangueses, que veían cerca la posibilidad de lograr el primer triunfo en León. Esas buenas sensaciones se refrendaron en los primeros compases del segundo tiempo, cuando los de Pillo alcanzaron su máxima ventaja con un 13-16. Sin embargo, fue en ese momento cuando el Ademar reaccionó con un sistema 5-1 que le permitió enjuagar esa desventaja (17-16).

La acción que decantó definitivamente el encuentro llegó pasado el minuto 40 de juego, cuando en un cambio defensa-ataque los colegiados señalan una rigurosa exclusión al pivote Dani Cerqueira. Era la tercera y quedaba descalificado, lo que dejó tocado el sistema defensivo cangués. El Ademar aprovechó la situación para consolidar su ventaja y ni siquiera las distintas variantes defensivas ordenadas por Pillo, con una defensa más abierta, lograron cambiar el sino del encuentro, que concluyó con un 31-26.

Los cangueses empezaran hoy mismo a preparar el próximo encuentro de liga, que será el sábado ante un Balonmano Aragón que este fin de semana consiguió un triunfo que le acerca a la salvación.