Quedan menos de dos semanas para que la selección española de balonmano, conocida como Los Hispanos, dispute su primer partido oficial en Cangas. El conjunto entrenado por Manolo Cadenas se mide el miércoles 29 de octubre en O Gatañal ante Austria, en el primer encuentro de la fase de clasificación para el Campeonato de Europa que se disputará en 2016 en Polonia. Este partido es una especie de reconocimiento al balonmano gallego, que es "un modelo a exportar", alabó el presidente de la Federación Española, Francisco Blázquez.

El máximo responsable federativo participó ayer en Cangas en la presentación de este evento y aseguró que el balonmano español tiene "una deuda con Galicia". Este encuentro será el primero de carácter oficial que dispute el combinado nacional en España desde que se proclamase campeón del mundo en el año 2013. "Austria es un rival duro, fuerte y que nos puede dar alguna sorpresa", explicó Blázquez. El presidente de la Federación aseguró que Los Hispanos necesitan "el aliento" de la afición de O Gatañal.

La presentación reunió en el salón de plenos cangués al alcalde, José Enrique Sotelo; el secretario xeral de Deporte, José Ramón Lete Lasa; el presidente de la Federación Gallega, José Luis Pérez Ouro; la diputada provincial Begoña Estévez y el edil cangués de Deportes, Francisco Soliño.