01 de julio de 2014
01.07.2014

Sergi Gómez firma por el Celta hasta 2017

El defensa central, de 22 años y procedente del Barça B, llega a Vigo a coste cero y sin opción de recompra

01.07.2014 | 01:43
Sergi Gómez, acompañado de Miguel Torrecilla, director deportivo del Celta, ayer, al llegar a la sede de Plaza de España.

El Celta cerró ayer la tercera incorporación para un curso en el que pretende asentarse en la zona media de la tabla clasificatoria de Primera División. Sergi Gómez Solá (Arenys de Mar, 28 de marzo de 1992) se ha comprometido con el club vigués para las tres próximas temporadas, tras formarse como futbolista en la cantera del Barcelona, en cuyo primer equipo pudo debutar en la Supercopa de España de 2010, ante el Sevilla. Pero Gómez no acabó de convencer a los técnicos del Camp Nou, por lo que el club catalán ha decido renunciar a un defensa central diestro de 1,85 metros de altura al que le restaba un año más de contrato. Le ha concedido la carta de libertad sin ninguna penalización y descarta incluir en el acuerdo con el Celta una futura opción de recompra. Las buenas relaciones entre ambas entidades son evidentes en los últimos tiempos. El entrenador del zaguero en las tres últimas campañas, Eusebio Sacristán, destacaba el domingo en este diario las condiciones de su ya expupilo: "Siempre quieres un jugador así en tu equipo, por su rendimiento".

Sergi Gómez espera disponer en Vigo de las oportunidades que le negaron en Barcelona de jugar en Primera División. Ayer dio el primer paso: viajó a Galicia para presentarse a última hora de la tarde en la sede del club vigués en Plaza de España para firmar el contrato que le ligará al Celta hasta el 30 de junio de 2017. El acuerdo definitivo queda pendiente del reconocimiento médico al que se someterá el futbolista en la mañana de hoy en las instalaciones de A Madroa. A la ciudad deportiva tendrá que volverá el jueves para iniciar la pretemporada con su nuevo equipo, en el que se reencontrará con Andreu Fontás, con el que coincidió en el Barça B.

La presentación del tercer refuerzo céltico está previsto que se celebre mañana, con lo que podría coincidir con la de Joaquín Larrivey: delantero argentino al que se espera que hoy llegue a Vigo para firmar el contrato con su nuevo club, tras convertirse en el máximo goleador del Rayo Vallecano, con 12 tantos.

Con Sergi Gómez, el Celta incorpora un futbolista "con gran presencia física, que domina muy bien el juego aéreo y que es muy peligroso en jugadas a balón parado en el área rival. Va muy bien al corte y es difícil de superar en el uno contra uno", según Eusebio, que lo ve, "sobre todo, de central diestro. Su rendimiento en el centro de la defensa es muy bueno y en otras posiciones puede ser más irregular", añadía el técnico del filial azulgrana, que debutó en los banquillos con el Celta.

El equipo gallego se ha adelantado a otros equipos que también estaban interesados en incorporar a un futbolista con una gran proyección, pero descartado por Luis Enrique para la primera plantilla del Barcelona. En Almería lamentaban estos días que los célticos se adelantasen en la contratación de un jugador que el club andaluz pretendía llevárselo cedido. En la capital andaluza señalan, además, que Larrivey también prefirió Balaídos por medio millón de euros más que los que le ofrecía el conjunto almeriense.

Tras el fichaje de Hernández, Larrivey y Gómez, el Celta negocia ahora con el lateral izquierdo Carles Planas, que también ha dejado libre el Barcelona. El zaguero catalán de 23 años estudia varias ofertas, entre ellas la del TSV 1860 Múnich, de la Segunda División alemana. Al conjunto bávaro se ha ido Ilie Sánchez y podría acompañarle Edu Bedia. Ambos son muy amigos de Planas, pues coincidieron en la cantera del Barça y el último curso fueron piezas básicas en el equipo de Eusebio, quien considera que el Celta acierta con el fichaje de Sergi Gómez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes