Los españoles Rafael Nadal, primer cabeza de serie y ocho veces ganador del torneo, y David Ferrer, quinto favorito, mantienen su pulso firme en Roland Garros logrando ayer su pase a tercera ronda solventando en tres mangas sus compromisos ante el austríaco Dominic Thiem y el italiano Simone Bolelli, respectivamente.

Nadal necesitó 2 horas y 5 minutos para superar 6-2, 6-2 y 6-3 al joven Thiem, de 20 años, en un partido más competido en la pista que lo que aparenta el marcador.

"Es, con toda seguridad, una futura estrella", resaltó tras el partido Nadal de su adversario de ayer, ante quien sumaba la que es su victoria número 61 sobre la arcilla de París. Su rival en la tercera ronda será el argentino Leonardo Mayer, que daba cuenta en cuatro sets del ruso Gabashvili por 6-2, 4-6, 6-4 y 6-4.

Nadal tiene un balance de 3-0 sobre Mayer, que nunca ha ganado un set al manacorí.

David Ferrer, finalista en 2013 ante Nadal, con quien podría cruzarse en cuartos, no tembló para lograr su pase a dieciseisavos por décimo año consecutivo y superaba al italiano Bolelli por 6-2, 6-3 y 6-2; el mismo marcador global que el logrado por Nadal, con estando 17 minutos menos en pista. Su siguiente rival será otro italiano: Andrea Seppi, cabeza de serie número 32, que se imponía 6-2, 6-4 y 6-4 al argentino Juan Mónaco. Ferrer y Seppi se han cruzado en seis ocasiones, con pleno de victorias para el alicantino. Otros dos españoles, Guillermo García López y Fernando Verdasco, lograban ayer su billete para la tercera ronda del torneo. García-López superó 6-4, 6-3, 4-6 y 6-0 al francés Adrien Mannarino y tendrá por próximo rival al estadunidense Donald Young, verdugo en tres mangas de Feliciano López (6-3, 7-6 y 6-3).

Verdasco, 24 cabeza de serie, remontaba por su parte 4-6, 6-7, 7-5, 6-4 y 6-3 al uruguayo Pablo Cuevas en un choque de casi cuatro horas, y ahora se cruzará con el francés Rochard Gasquet (12), que ganó 7-6, 6-4 y 6-4 al argentino Berlocq.

En categoría femenina buenas noticias para la "Armada" con el pase de Silvia Soler, que superaba 6-2 y 6-4 a la belga Wickmayer, y María Teresa Torro, que ganó 6-2, 2-6 y 6-2 a la eslovena Rybarikova.