30 de mayo de 2014
30.05.2014

Medio siglo de Rally Rías Baixas

El Rías Baixas es el rallye de mayor tradición de todos los que se siguen celebrando actualmente en nuestro país

31.05.2014 | 10:41
Expectación que generaba la caravana del Rallye Rias Baixas a su paso por el Monte de O Castro de Vigo
Cine: Los estrenos de cine en tu ciudad
Agenda: ¿Qué hacemos el fin de semana?
Gastronomía: ¿Te apetece cocinar?
Tiempo: Consulta nuestra previsión

ANTONIO PONCE Y GASPAR LEÓN

título del la imagen
  • Por aquel entonces los pilotos podían celebrar las victorias con los vistosos trompos y "donuts" que llamaban la atención y atraían a numeroso público a los parques cerrados finales. Y él lo hizo... además delante del ayuntamiento de Vigo, porque en las bodas de plata los vehículos participantes en el Rías Baixas descansaban frente al consistorio municipal, en la Praza do Rei... sí, encima del parking que por entonces ya existíaa. En 1989 el "Rías" puntuaba para la extinta Copa de España de Rallyes y un jovencísimo Toñi Ponce llegó desde las -por entonces aún más- lejanas Islas Canarias para imponer aquel llamativo BMW M3 amarillo. Era la época en la que las tabaqueras apoyaban a los equipos insulares y estos lograban el presupuesto necesario para afrontar una logística tan costosa. Resulta curioso que para el propio Toñi, con una dilatada carrera en el mundo de los rallyes y con máquinas de todo tipo, aquella lejana victoria en el que se llamaba Rías Bajas sea uno de sus mejores recuerdos de su vida deportiva. Es todo un orgullo. Para los afcionados, la de 1989 fue una edición que supuso un cambio brusco. De ver los Lancia 037, Opel Manta 400 o incluso aquel Mitushisbi Starion tan extraterrestre" en la época (el que que pilotaba Jose Luis Rivero) a vivir un rallye que se disputaron vehículos de Gr.N. Aún así, fueron Hombres para la historia de los rallyes en nuestro país. A Toñi Ponce le acompañaron Daniel Alonso y Fernando Brizuela. ¡qué recuerdos!

El "Rías" nació en la década de los 60, de la mano de dos entusiastas aficionados como fueron Manuel Pestana y Eladio Vázquez Noguerol. Su pasión por el automovilismo les llevó a crear la Escudería Vigo, plagada por aquel entonces de "gentleman drivers". De aquella época nos quedan los triunfos de los pilotos portugueses, que marcaron la primera época del rallye o de los inolvidables Bernard Tramont y Juan Fernández.

Nueva etapa
La Escudería Vigo cedería después el relevo a la Escudería Rías Bajas que a partir de 1976, de la mano de Enrique Fernández, le daría el impulso definitivo a una prueba reconocida ya internacionalmente. Dos pilotos se recuerdan especialmente de aquella época: Marc Etchebers, y el vigués Beni Fernández, con tres victorias en su haber cada uno. Los finales de la década de los 80 serán recordados como la "era canaria" por los triunfos consecutivos de Lamberti, Medardo y Ponce.

Mouriño coge el testigo
A comienzos de los 90, el rallye atravesó una etapa difícil pero recuperó su prestigio, en los últimos años, gracias a la dirección
de un equipo de gente joven encabezada por Fernando Mouriño. En esta década descató por encima del resto Germán Castrillón que se proclamó cuatro veces ganador del Rallye. Precisamente tras su última victoria en el año 95 con Ford, llegaría la supremacía de los Peugeot y Citroën, dos marcas que se sienten como en casa en el Rías Baixas, por la fábrica que el grupo PSA tiene en la ciudad.

En el 2006 podrían haber ganado su 10º Rais Baixas consecutivo de no mediar las manos de Miguel Fuster y su Renault clio S1600
que a la postre alcanzarían la victoria en la 42ª edición. Con esa, el alicantino sumaba su segundo triunfo de la década (2003 y 2006). Luis Monzón ganó en 2000 y 2001. Entremedias, el resto de victorias se las repartieron Chus Puras (2002), el andorrano Joan Vinyes (2004) y el mundialista Dani Sordo (2005). El asturiano Alberto Hevia con el Volkswagen Polo S2000 se llevó el triunfo en 2007 y Enrique García Ojeda con un Peugeot 207 Super 2000, en 2008. El cántabro consiguió la victoria tras mantener una bonita lucha con los hermanos Vallejo.

Se recupera el tramo urbano
Sergio y Diego Vallejo también fueron protagonistas de la edición de 2009. Los lucenses marcaron el mejor tiempo en 8 de los 11 tramos que se disputaron, y concluyeron el rally en el primer puesto de la general pero días después fueron penalizados por los Comisarios deportivos al recibir ayuda externa tras la rotura de un palier. De esa forma, el triunfo final del 45º Rallye Rías Baixas Vodafone
fue a parar a manos del alicantino Miguel Fuster, que pilotó un vehículo de similares características al de "los Vallejo". Ese rallye
también será recordado por la celebración, 40 años después, de un tramo urbano que congregó en Samil a miles de aficionados al motor.

El Rallye en peligro
La 46ª edición del "Rías" estuvo a punto de no celebrarse por la falta de apoyos económicos. Finalmente los organizadores lograron sacarlo adelante y Alberto Hevia firmó un triunfo que, a la poste, le ayudó a hacerse con el título de Campeón de España de Rallyes de Asfalto.

Con incontestable dominio, Xavi Pons (Ford Fiesta S2000) se impuso en el 47 Rallye Internacional Rias Baixas Vodafone, Gran Premio Turismo de Vigo, con un tiempo de 1:37:42,5, después de liderar la prueba desde el primer tramo y adjudicarse 5 de los 10 tramos. El piloto catalán se impuso en los 4 primeros, cediendo el protagonismo en los siguientes hasta el último en el que de nuevo volvió a vencer
para certificar la victoria final con 21.7" sobre Miguel Fuster (Porsche 911 GT3) que marcaría 3 mejores tiempos en los tramos
5 (Mondariz), 8 (Ponteareas) y 9 (Maceira).

El Kilómetro 0 de la ciudad de Vigo volvió además a ser, por segundo año consecutivo, el punto de partida del Rallye Rías Baixas y el escenario en el que se homenajeó a los vencedores a la conclusión de la prueba. La expectación que crearon en la edición de 2010 los vehículos de competición en el Pre parque situado en la Calle del Príncipe llevó además a la Escudería Rías Baixas a incluir en la prueba de 2011 un pequeño recorrido urbano de los coches participantes, a modo de paseo, por las calles de la zona histórica de la Vigo.

El 48? Rallye Rías Baixas se caracterizó por ser el más internacional y a la vez el más vigués de las últimas ediciones. La prueba fue puntuable para la Copa de Europa de rallyes de asfalto; con tal motivo tuvo que celebrarse en dos jornadas de competición y los
organizadores incluyeron en el recorrido dos tramos nuevos; Vigo (una especial urbana por el Monte de O Castro) y Monte Alba.

En lo estrictamente deportivo, el 48º Rallye Internacional Rías Baixas tuvo como vencedor al piloto local Alberto Meira. El de Vincios se aupó al liderato de la general en el segundo tramo del rallye y logró defenderlo hasta el final. Con su Mitshubishi Lancer EVO X, Meira y Bañobre vencieron en cinco de las diez especiales concluyendo la prueba viguesa con 6.6 segundos de ventaja sobre Alberto Hevia, que se tuvo que conformar con el segundo puesto. Al tercer cajón del podium se aupó Víctor Senra.

Otro piloto gallego, Sergio Vallejo inscribió su nombre como ganador del 49 Rallye Internacional Rías Baixas. El lucense se adjudicó
la victoria en la prueba viguesa tras mantener una bonita lucha con Alberto Meira en los últimos tramos del "Rías" y al que aventajó
finalmente en 16.3 segundos. Miguel Fuster, completó el podium.

*Artículo extraído de la Revista Oficial del Rally Rías Baixas, consultar aquí

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

El fútbol como motor social

El fútbol se ha convertido en algo más que un deporte por la influencia que potencialmente llega a ejercer en la sociedad. Es, el otro fútbol.