Julián David Arredondo (Trek) se unió al festival colombiano en el Giro de Italia al imponerse ayer en solitario en la decimoctava etapa, disputada entre Belluno y Panarotta, de 171 kilómetros, en la que su compatriota Fabio Duarte fue segundo y el también colombiano Nairo Quintana (Movistar) mantuvo la "maglia" rosa.

El diminuto Arredondo, el "hombre fantasma" al que nadie conocía a comienzos de temporada, se consagró en el Giro fiel al estilo del escalador colombiano: con un ataque a tres kilómetros de meta que no tuvo respuesta. El gran perdedor de la jornada fue el australiano Cadel Evans, que cae de la tercera a la novena plaza de la general, en la que Quintana conserva 1:41 respecto al también colombiano Rigoberto Urán, y 3:29 sobre el francés Pierre Rolland.

Hoy se disputa la contrarreloj individual entre Bassano y Cima Grappa, con un recorrido de 26,8 kilómetros.