El Numancia retrasó el retorno matemático del Deportivo de la Coruña a Primera División, en un encuentro en el que el equipo soriano hizo más méritos para sumar los tres puntos. El Deportivo replegó líneas tras la expulsión de Núñez (minuto 58) en busca del mal menor del empate, pero una jugada de calidad de David González, con vaselina sobre el luchador Sergi Enrich, fue culminada por Palanca, cuando faltaban menos de diez minutos para terminar el encuentro.

El primer tanto local llegó cuando Julio Álvarez la puso en el corazón del área y Regalón entró de cabeza para batir a Lux, con un Lopo que no siguió al rematador.

Pero el Deportivo remontó pronto gracias en buena medida a una concesión de la defensa numantina. Bonilla dudó demasiado en el despeje en su lateral, el Deportivo robó y el pase atrás lo aprovechó Luisihno para igualar el partido.

Y con las tablas en el marcador, el partido se equilibró. El Deportivo, mejor asentado, frenó mejor las acometidas locales, reducidas a un disparo desde la frontal de Bonilla fuera pegado al poste (minuto 32).

La lesión de Sissoko, de lo mejor del Deportivo (minuto 58) y la expulsión de Núñez, hizo dar un paso atrás al Deportivo, que parecía conformarse con un nuevo empate -el quinto- y fiarlo todo a la sorpresa en un contragolpe que nunca llegó. Marchena saltó al césped para fortalecer la medular (minuto 68), claro síntoma de las intenciones deportivistas.

El Numancia seguía buscando su ocasión y llegó en una conducción de David González con vaselina en la frontal sobre Sergi Enrich, para que Palanca terminase de certificar la victoria local (minuto 82).