24 de abril de 2014
24.04.2014

La decisión apenas afectará al Celta

24.04.2014 | 01:30

Los últimos movimientos de futbolistas entre el Celta y el Barcelona hacía pensar que el hecho de que la FIFA impidiese a los catalanes realizar fichajes este verano podría tener su incidencia en el club vigués y que el anuncio de ayer cambiaría el panorama. Nada más lejos de la realidad.

Rafinha es un jugador que está perdido para el Celta y que independiente de la sanción de la FIFA su destino parecía lejos de Vigo. El cuadro céltico lo ha disfrutado durante una temporada, pero era evidente que su presencia en Balaídos tenía una fecha de caducidad muy concreta. Los dirigentes azulgranas ya han reconocido en diferentes ocasiones que Rafinha regresaría al primer equipo del Barcelona con la idea de formar parte de esa plantilla. En los planes del equipo no está en estos momentos volver a cederlo y en caso de que decidieran hacerlo -porque cubriesen su posición con más futbolistas de los esperados- lo normal es que buscasen un destino diferente. Quienes pensaban que la cautelar concedida al Barcelona podría ayudar a prolongar la cesión en Vigo pronto verá su esperanza diluida.

Sobre Fontás tampoco hay gran novedad. Ahora el jugador podría ser inscrito por el Barcelona en caso de que quiera pagar el millón que cuesta volver a tenerlo en sus filas. Pero está claro que solo podrían hacerlo si viesen la posibilidad de hacer un negocio con él. Opción bastante improbable en estos momentos.

En lo único en que el Celta podría beneficiarse es que ahora el Barcelona puede ver con mejor cara la opción de ceder a alguno de sus jóvenes talentos del filial y ahí está Denis Suárez, a quien el Celta tiene entre sus predilectos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine