20 de abril de 2014
20.04.2014
balonmano - Liga Asobal

El Frigoríficos aplaza su salvación

El cuadro cangués paga sus errores en el tramo final y concede un empate

20.04.2014 | 01:15
El portero del Frigoríficos intenta interceptar el lanzamiento de un rival. // Gonzalo Núñez

frigoríficos 29

Mijuskovic, Pumar, Muratovic (4), David García (4), Amarelle (3), Eijo (3), Ángel Iglesias -siete inicial- Moisés Simes (2), Santi Gallego, Rubén Soliño, Suso Soliño (7), Schmidl (ps), Eloy Krook, Daniel Cerqueira (1), Adrián Rosales (4).

villa de aranda 29

Javier Díaz, Markel Beltza (2), Oswaldo Dos Santos (6), Ignacio Cabanas (2), Ilija Sladic (5), Roberto Sánchez (2), Mikel Redondo (1) -siete inicial- Mikel Santonja (2), Ariel Doldan (6), Diego Camino (1), Julián Rasero, Javier Muñoz, Moyano Ayala (3), Martínez Ramos, Ricardo Amérigo.

marcador cada cinco minutos: 4-2, 7-5, 8-7, 9-9, 12-12, 16-13 (descanso); 19-17, 21-19, 24-22, 26-24, 28-26, 29-29. Árbitros: Alberto Ballano y Juan José Belloso. Excluyeron a Eijo por el Cangas y a Rasero, Beltza y Muñoz por el Villa de Aranda. Incidencias: Cerca de 2.000 personas en el pabellón de O Gatañal.

El Frigoríficos del Morrazo estuvo a punto de sumar ayer una victoria clave ante el Villa de Aranda que supondría la salvación virtual. Sin embargo una serie de errores en el tramo final, junto a la reacción visitante y a una discutida exclusión de Fernando Eijo a falta de dos minutos condenaron el encuentro al empate final. El último disparo, sobre la bocina, de Adrián Roselas, se estrelló en la madera y el luminoso no se movería.

La primera parte fue muy igualada, con los locales tratando de escaparse en el marcador en varias fases y el Villa de Aranda resistiendo cada uno de esos intentos. A los cinco minutos fue Muratovic el que asumió la responsabilidad de distanciar a los locales, que lograron una ventaja de tres goles. A los 10 minutos el marcador reflejaba un 8-5.

Sin embargo, una sucesión de fallos en ataque del Frigo y la aparación de Oswaldo Dos Santos restableció la igualdad. Pero en el último tramo de la primera media hora la suerte volvía a sonreír a los cangueses, que llegaron al descanso con tres tantos de ventaja (16-13).

La segunda mitad comenzó con un gol de Cerqueira y parecía que todo se aclaraba para los de Pillo. Pero de nuevo se trató de un espejismo.

Adrián Rosales, Eijo, Amarelle y el propio Soliño no fallaban y, en el minuto 17 de la segunda parte, los locales ya vencían de 4 goles y con la posesión a favor. La jugada no llegó a buen puerto y Oswaldo recortó distancias. Poco a poco los visitantes se metieron en el partido y recortaron hasta poner las tablas en el marcador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine