El primer comité técnico de Fútbol Draft se reunió ayer en Las Rozas para elegir a los 132 jóvenes talentos del fútbol español que optarán a ser galardonados. Entre los seleccionados se encuentran cinco promesas del Real Club Celta: Rubén Blanco, Jonny, David Costas, Yelko Pino y Santi Mina. Todos, salvo Pino, ya cuentan para el primer equipo.

El portero Rubén Blanco, de 18 años; el lateral Jony, que acaba de cumplir 20; el central David Costas, de 18; el centrocampista Yelko Pino, de tan sólo 17 y el delantero Santi Mina, de 18 años, son los representantes de la cantera celeste en Fútbol Draft 2014, entidad que reconoce cada año a los jóvenes talentos del fútbol español. El equipo vigués dispone en esta ocasión de cinco jugadores situados entre los mejores de España con edades comprendidas entre los 16 y los 20 años, dos más que en la pasada edición, prueba del enorme potencial de la cantera céltica y del continuo crecimiento que está experimentando.

Santi Mina estuvo nominado en la edición de 2013, mientras que Rubén Blanco fue elegido tercer mejor portero y Jony segundo mejor lateral diestro, al igual que Hugo Mallo en la edición de 2012. Estos logros, según consideran en el club, refrendan la apuesta del Celta por el fútbol base.