Su papel no ha variado de forma sustancial. Alterna partidos en blanco con otros de mínima participación. Portland aún tiene opciones de quedar entre los cuatro primeros.