El derbi vigués por excelencia llama a las puertas. Celta B y Coruxo se volverán a ver las caras el sábado, a partir de las 15.45 horas en el campo de Barreiro. FARO reunió a ambos entrenadores, David de Dios y Rafa Sáez, a tres días del partido. Ambos técnicos departieron sobre el derbi y todo lo que lo rodea.

Nadie oculta que el partido del sábado en Barreiro es especial. David de Dios sin embargo puntualiza que "a mí este derbi no me gusta, que quieres que te diga. Lo que deseamos es mantenernos los dos y, por desgracia, es posible que alguno salga tocado del sábado". Por su parte el técnico del equipo de O Vao, Rafa Sáez, reconoce que "el fútbol tiene estos picos de emoción. Seguramente este partido disputado en otra jornada tendría otro significado. En la que lo vamos a disputar tiene un significado muy importante a nivel clasificatorio, que al final del partido es lo que va a quedar. Antes del mismo, sí que es un partido que despierta ciertas diferencias con respecto a un partido normal, sobre todo porque las aficiones pueden encontrarse en un mismo espacio, porque pueden compartir una tarde de fútbol. A partir de ahí estamos en la jornada veintidós y creo que quedará mucha liga, como bien dice David, para que podemos conseguir nuestros objetivos".

En lo que coinciden los dos entrenadores, es en el especial ambiente que se respira la semana previa a la disputa de un derbi. "Sí, ya lo vas hablando con ellos", dijo David de Dios, "ya que casi todos nos conocemos, entrenadores, jugadores, cuerpos técnicos, unos mejor, otros peor. Desde la llegada del partido de Ourense, el lunes ya empezó a hablarse del derbi. Lo que dijo Rafa, esto gusta a jugadores, afición, por lo que se levanta un gran interés".

Para el Coruxo, la motivación es doble, tal y como analiza su técnico, "en nuestro caso esa motivación incluso se puede multiplicar. Hay muchos de nuestros jugadores que antes han sido celestes, con lo cual la vuelta al pasado siempre es un incentivo. Siempre es más difícil que en el Celta B pueda haber algún jugador del Coruxo, pero sí en el caso contrario y eso sí que facilita el trabajo semanal en donde el aspecto de la motivación casi ni tengas que tocarlo ya que está dado de por sí por lo que genera el partido".

Un partido que el Celta B afronta con cuentas pendientes, ya que en la categoría de bronce nunca ha sido capaz de ganarle al Coruxo. "Bueno, yo como soy nuevo en esto", dijo De Dios, "ni me acuerdo de cómo han quedado la última vez...creo que 2-4 en Balaídos. Me lo comentaba un jugador cuando me decía que ya era hora de ganarle, y al igual que al Coruxo le quieres ganar a otros equipos con los que históricamente no has tenido mucha suerte". En ese aspecto el Coruxo lo mira desde otro punto de vista ya que "significa que hemos vuelto a puntuar", prosiguió Rafa, "que hemos vuelto a sumar una jornada más después del retorno de vacaciones y que eso de alguna manera nos va a reforzar mucho anímicamente, si cabe más de lo que el equipo ya está en estos momentos. Por lo tanto sí, amparados en esa estadística, queremos volver a puntuar, queremos volver a tener la oportunidad de sumar".

Un derbi como el del sábado en Barreiro no da pie a las sorpresa. "Nos conocemos demasiado", dice David, "Rafa ya ha comentado varios partidos en televisión y habló de nuestro juego a balón parado, entonces no creo que haya muchas sorpresas". Por su parte Rafa ratificaba en cierto modo las palabras del técnico del Celta B, comentando que "sorpresas no va haber. Aunque podamos jugar con la alineación, en el momento que conozcamos quién va a jugar sabemos perfectamente dónde va a estar cada cual. A estas alturas, primero porque somos equipos vecinos, y segundo porque ya llevamos veintidós jornadas disputadas. Ahora los medios de comunicación permiten muchísimo analizar y dominar al rival en su conocimiento y fundamentalmente no vamos a sorprendernos".

A la hora de definir al rival, David de Dios, reconoce que "con la llegada de Rafa el equipo tuvo un cambio importante, y con los dos partidos que lleva sin perder tienen ese refuerzo moral y anímico que pienso les va a venir de maravilla. Como bien dijo parar en vacaciones les ha venido muy bien. Es un equipo físicamente muy fuerte, maneja el juego aéreo, tienen "peloteros" y acaban de fichar a Mateo, Moscardó y Cristóbal, grandes refuerzos que dan otra idea que puedan realizar en un partido y, sobre todo, saben moverse en situaciones complicadas. En una situación compleja el sábado, ellos van a saber funcionar y esperemos que nosotros también". Lo primero que le viene a la boca a Rafa Sáez a la hora de hablar del Celta B es que "es un equipo filial con todo lo que ello conlleva. Un conjunto que puede tener grandes tardes de fútbol, otras en las que incomprensiblemente a lo mejor no se encuentre tan afortunado. En cualquier caso, lo que sí se puede decir es que tiene muchísima calidad a nivel individual, que tiene muy buen sentido a nivel colectivo y creo que tiene un añadido, que es la juventud. La juventud de sus jugadores, la juventud de su entrenador, con lo que ello supone de atrevimiento, osadía, de progresar en el mundo del fútbol".

Los dos entrenadores se despidieron analizando lo que pueden ser las claves del encuentro del sábado en Barreiro. "Creo que va haber mucho respeto", reconoció el entrenador del Celta B David de Dios, "es cierto que somos un filial y hay ese desparpajo, pero seguro que habrá mucho respeto por ambos equipos. Esperemos que a ninguno de los dos equipos se le dé por mirar la clasificación, por recordar esos momentos malos que hemos tenido en la clasificación, porque sino quizás algún equipo tenga miedo el sábado y ese miedo pueda producir algún error individual. Ahí puede estar la clave, en algún error individual de un jugador, de alguna línea que te pueda marcar algún gol en contra. El equipo que reciba un gol en contra, en un campo pequeño como es Barreiro, le va a costar". Para el técnico del Coruxo, Rafa Sáez, "la clave va a estar en la posibilidad de adelantarse en el marcador. El equipo que sea capaz de tener la iniciativa en el marcador posiblemente acabe teniendo la iniciativa en el juego. Como bien dice David, Barreiro responde a unas características muy determinadas, es más fácil defenderse que atacar y la verdad va a ser un punto de inflexión importante el poder adelantarse en el marcador. Yo espero que al final se puede ver un buen partido y que pase lo que pase que sirva para que ambos equipos podamos mantener la categoría. Aunque somos dos equipos de la misma ciudad tenemos un espacio diferente que ocupar futbolísticamente y socialmente y creo que hay sitio para los dos".