11 de agosto de 2013
11.08.2013

Luces y sombras en el rendimiento de los fichajes

Nolito vuelve a brillar; Fontás, a pesar de algún borrón, no desentona; y Charles no acaba de asentarse en el ataque

11.08.2013 | 00:00
Oubiña avanza para superar a un rival sobre el césped. // Hélder Santos

El rendimiento de los fichajes en el último duelo de la pretemporada ofreció luces y sombras. Las luces las aportó sobre todo Nolito, que no logró estrenarse como goleador con la zamarra marra celeste, pero volvió a demostrar todo un repertorio de buenas cualidades que lo van a convertir sin duda en un referente en este equipo. El gaditano estuvo en todas las salsas: aportó movilidad en el desmarque, criterio en la asociación y determinación para buscar el marco rival. Solo el infortunio le privó esta vez al artillero andaluz de su cita con el gol, que buscó con inteligencia, esfuerzo y ambición.

No desentonó tampoco Andreu Fontás en la posición de defensa central, esta vez en línea de cuatro y con Gustavo Cabral como pareja de baile. El exazulgrana proporciona una salida aseada a la pelota y esto siempre se agradece, especialmente si sabe situarse en el campo y no se distrae de la marca. Tuvo una sola laguna, en este último apartado, cuando se vio obligado a derribar a Artur para evitar el mano a mano del portugués con Yoel. Pero en general firmó un buen partido.

Bastante peor le fueron las cosas a Charles Dias, que no acaba de carburar en este equipo. El brasileño tiene la difícil misión de suplir a un tipo de tanto peso como Iago Aspas y de momento sale perdiendo en la comparación, en buena medida porque participa muy poco del juego de ataque. Apenas le llegan balones en condiciones y no parece el tipo de artillero capaz de hacer magia de la nada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mi equipo tiene la mejor afición

La afición es uno de los elementos clave para los equipos. Los aficionados sienten los colores y el escudo igual que los propios jugadores