El 26 de octubre echará a rodar un nuevo proyecto del Amfiv, en una campaña en la que se estrenará un novedoso sistema de competición en la División de Honor de baloncesto en silla de ruedas. Una nueva temporada en la que el Amfiv intentará mantener al bloque que tan buenos resultados cosechó la pasada campaña, llevando a la entidad presidida por Pablo Beiro al tercer puesto tanto en la División de Honor como en la Copa del Rey. El 26 de octubre será el día en el que el Amiab de Albacete, un clásico del baloncesto en silla de ruedas nacional que vuelve a la máxima categoría, visite el Pabellón de Bouzas para disputar la primera jornada de la temporada 2013-2014.

La crisis económica ha provocado que la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física haya decidido realizar una profunda reestructuración de sus categorías, agrupando la División de Honor B y la Primera División en una sola, dividida a su vez en cuatro grupos diferentes por cuestiones geográficas con el fin de abaratar costes. Esta remodelación, a su vez, ha tenido su repercusión en la máxima categoría, a pesar de los votos en contra de algunos clubes como el propio Amfiv, Amivel o Mideba, que apostaban por mantener el exitoso formato de la temporada 2012-2013, en el que la emoción fue máxima hasta la última jornada, con la segunda plaza de descenso y los puestos del segundo al quinto clasificado decidiéndose en la última jornada.

Así, la FEDDF optó por repescar a los dos equipos descendidos, Servigest Burgos y Caja Vital Zuzenak, para conformar una División de Honor con dos grupos de seis equipos cada uno. Sorprendentemente, esos dos grupos no se hicieron por criterios geográficos para buscar también abaratar costes en los desplazamientos. Es decir, en el Grupo 1 jugarán Fundosa Once, Mideba Extremadura,EMSV Getafe, Clínica Rincón Amivel, Servigest Burgos y CAI Zaragoza. Mientras, el Grupo 2 estará formado por Fundación Grupo Norte, el Amfiv, ACE Gran Canaria, Bilbao BSR, Caja Vital Zuzenak y Amiab Albacete.