05 de junio de 2013
05.06.2013

El Celta puede ser el próximo destino de Rafinha

El Barcelona quiere cederlo a un Primera y el equipo vigués es el mejor situado

05.06.2013 | 08:18
Rafinha, en un partido con el Barcelona B en Balaídos. // Grobas

El Celta puede ser el destino de Rafinha Alcántara, una de las grandes joyas de la prolífica cantera del FC Barcelona. El equipo azulgrana considera que su ciclo en Segunda División con cl filial ha concluido y hace unas semanas anunció su decisión de ceder la próxima temporada al hijo de Mazinho a un equipo de Primera División.

El Celta, que quiso incorporar sin éxito a Rafinha en el pasado mercado de invierno, es el equipo mejor situado para hacerse con su cesión según ha podido averiguar este diario de fuentes próximas al jugador. Si el conjunto vigués quiere, el futbolista vestirá el próximo curso de celeste. Aunque otros equipos, como el recién ascendido Elche, han mostrado un gran interés por incorporar a Rafinha a sus filas, el Celta es, por motivos obvios, el destino que más seduce al hijo de Mazinho, que mantiene un fuerte vínculo con Vigo, donde vivió su infancia y todavía residen su madre y su hermana menor.

Rafael Alcántara Do Nascemento (Sao Paulo, Brasil 1993) es una de las mayores promesas de la pujante cantera azulgrana. Hijo de Mazinho y hermano menor del también azulgrana Thiago Alcántara, se incorporó a La Masía a los 13 años y ha ido escalando categorías hasta el Barcelona B, con el que debutó oficialmente en enero de 2011 en un encuentro contra el Girona. Rafinha se ha estrenado también con el primer equipo azulgrana en noviembre de ese mismo año, aunque no en Primera División, sino en un partido de la Copa de Catalunya contra el Espanyol que se decidió en los penaltis después de que el choque concluyese con empate a un gol.

Después de dos temporadas consecutivas como titular en el Barcelona B, el club catalán considera que ha llegado el momento de que el jugador se estrene en la máxima categoría del fútbol español. En la primera plantilla blaugrana apenas tendría oportunidades, por lo que la dirección deportiva culé ha decidido cederlo a un conjunto de Primera en el que pueda disponer de minutos para crecer futbolísticamente. Y el Celta parece el club idóneo. Pero el tiempo ha empezado a correr y habrá que apresurarse, pues los pretendientes del jugador son numerosos.

Rafinha, si finalmente se concreta su cesión, no será el único hijo de un emblemático exjugador del Celta que vista la próxima temporada la zamarra del conjunto vigués. Lo hará con toda seguridad el hijo de Everton Gionvanella, Luca, que la próxima temporada se incorporará al conjunto cadete procedente del Areosa.

Luca ha estado probando recientemente en La Masía con el FC Barcelona, que finalmente no decidió incorporarlo a sus filas. El Celta, que también seguía al chico, ha cerrado un acuerdo para incorporarlo a su cantera por los tres próximos años.

Aunque su familia reside la mayor parte del año en Brasil, Luca Giovanella no ha querido moverse de Vigo y vive desde hace algún tiempo en la ciudad con unos amigos íntimos de sus padres, que pasan también largas temporadas en la ciudad. Giovanella, asimismo, colabora desde hace bastante tiempo como el Celta como ojeador en Brasil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook