10 de mayo de 2013
10.05.2013
Baloncesto. Final Four

Un 'clásico' que vale una final

El Barcelona llega mermado a un duelo en el que el Madrid espera no sucumbir a la presión de su primera Euroliga

10.05.2013 | 11:02
Xavier Pascual, Navarro, Laso y Rudy Fernández en Londres.

FC Barcelona Regal y Real Madrid disputan este viernes a las 21.00 horas --Teledeporte y Esport3-- la segunda de las semifinales de una 'Final Four' de Londres que se disputa en el moderno O2 Arena, a la que llegan en situaciones bien distintas, ya que este 'clásico' en Europa viene marcado por las bajas del equipo blaugrana y por la etiqueta de favorito que llevará un conjunto blanco que espera no sucumbir a esta presión como sucedió en la Copa del Rey.

Después de una gran temporada para ambos, llega la hora de la verdad para dos conjuntos pensados para estar en Londres y para competir por el título, que sería la tercera Euroliga para los catalanes y la primera para el Real Madrid en el actual formato, aunque no obstante tiene en su palmarés ocho de las exiguas Copas de Europa y busca ahora su noveno cetro continental.

Parten los blancos como equipo favorito en esta semifinal, ya que llegan a ella con todos los jugadores disponibles, a excepción de Pocius, y en gran momento de forma, como demuestra su dominio en la Liga Endesa y, sobre todo, el hecho de haber llegado a la 'Final Four' tras barrer en los 'play-off' al Maccabi Electra de Tel Aviv con un impecable 3-0 final.

Los blaugranas, que fueron el mejor equipo en la Fase Regular y en un casi perfecto 'Top 16', tuvieron que sufrir de lo lindo en cuartos de final contra el Panathinaikos, ya con la baja decisiva de Pete Mickeal y varias molestias, que obligaron a Xavi Pascual a tirar de ingenio y lógica para encontrar una nueva vía al triunfo, que llegó en el quinto y decisivo partido de la serie en un Palau Blaugrana mágico que llevó a los suyos a poder disputar esta 'Final Four'.

Ahora, frente al Real Madrid, el técnico blaugrana tendrá que dar otra vuelta de tuerca a los jugadores que tiene disponibles. Sin Mickeal, con Jawai prácticamente descartado y con un Wallace que si juega lo hará por primera vez tras dos semanas inactivo, todo pasa por encontrar una táctica incómoda y que sorprenda a Pablo Laso y sus jugadores.

Lorbek como '5'

Aunque las armas y ases en la manga no se verán hasta la hora del partido, una posible variante en el Barça Regal podría ser situar al ala-pívot Erazem Lorbek como '5' abierto, amenazando con su buen tiro exterior a los hombres grandes del Real Madrid, más fuertes que él pero inferiores lejos del aro. De hecho, fue uno de los recursos de la última final de la Liga Endesa y una de las claves para la victoria blaugrana.

Será la séptima 'Final Four' para Juan Carlos Navarro, que llega bien de forma a diferencia de la última, disputada en Estambul con victoria para Olympiacos, y sexta para Sarunas Jasikevicius --de las que ha ganado cuatro--, pero el Real Madrid también tiene experiencia en partidos clave y saben que con sus francotiradores Rudy Fernández y Jaycee Carroll pueden hacer mucho daño.

Bombardear a triples al Barça, en una noche con acierto, decantaría definitivamente la balanza a favor de un Real Madrid que peleará también por otro punto fuerte en esta semifinal, la lucha por el rebote. Parten con ventaja por tener más efectivos, y es que sin Jawai será Ante Tomic, exjugador blanco, quien tenga la responsabilidad de aguantar el juego interior blaugrana y deberá zafarse, con ayuda del joven Marko Todorovic, con las bestias blancas de Slaughter, Reyes o Hettsheimeir en la pintura.

Pese a los muchos enfrentamientos entre ambos conjuntos, dos históricos del baloncesto español y europeo, este será únicamente el segundo enfrentamiento entre ambos en una final a cuatro de la máxima competición continental. El hasta ahora único precedente es también en una semifinal, la de la Copa de Europa 1995/96, cuando se impusieron los blaugranas (76-66) liderados por Arturas Karnisovas y Dan Godfread, mientras que por los blancos el más destacado fue Joe Arlauckas. En la final, los catalanes cayeron contra el Panathinaikos griego (67-66) de Dominique Wilkins.

No obstante, en la memoria todavía está fresca la serie de cuartos de final de la temporada 2009/10, cuando el FC Barcelona pasó con un balance de 3-1 pese a perder el segundo partido en el Palau Blaugrana y tener que ir a Madrid a ganar los dos encuentros definitivos.

Aquel año los catalanes acabaron consiguiendo su segunda Euroliga en París al ganar en la final a un Olympiacos que es el vigente campeón y que se mide en la otra semifinal al poderoso CSKA Moscú, duelo del que saldrá el finalista que se mida al equipo más fuerte en este 'clásico'.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine