06 de mayo de 2013
06.05.2013
motociclismo - Campeonato del Mundo

Chispas a la estela de Dani Pedrosa

Márquez, segundo y líder tras superar a Lorenzo en la última curva en Jerez, que lleva el nombre del balear

06.05.2013 | 07:32

Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V) logró su primera victoria de la temporada al ganar el Gran Premio de España de MotoGP en el circuito de Jerez mientras que su compañero de equipo Marc Márquez se tocaba en la última curva con Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) para ser segundo y colocarse como líder en solitario del mundial.

En la salida Pedrosa intentó frenar al líder de entrenamientos, Jorge Lorenzo, pero el campeón no se dejó sorprender y en la segunda curva se metió por dentro para recuperar el liderato de una prueba a la que quería imprimir un ritmo vertiginoso.

Tras Lorenzo y Pedrosa, se colocó Marc Márquez, pero no le duró demasiado esa posición pues Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) le superó antes de concluir la primera vuelta. Pero Márquez ha aprendido mucho y le devolvió el adelantamiento. Lorenzo y Pedrosa lograban unos metros de ventaja mientras el italiano se las veía constantemente con el joven debutante.

Estaba claro que el desgaste de los neumáticos iba a jugar una baza fundamental en la última parte de la carrera. En el sexto giro Dani Pedrosa pasó a Jorge Lorenzo en el interior de la curva Dry Sack para cambiar el ritmo. El piloto de Repsol Honda tiró fuerte, con lo que rompió el trío que marchaba delante y dejó a Lorenzo y Márquez que protagonizasen su propia pelea.

Lorenzo aguantó los envites de su rival y consolidó su ritmo para abrir un pequeño hueco que le permitiese rodar cómodo en la segunda posición a la espera de lo que sucediese pasado el ecuador de la carrera, pero Márquez no cejó en su empeño y aguantó el tipo hasta volver a "enganchar" con el piloto de Yamaha.

La última vuelta iba a ser decisiva y tuvo que ser en la curva recién renombrada de Jorge Lorenzo, la última antes de la recta de meta, la misma en la que Doohan se lo hizo a Crivillé o Rossi a Gibernau. Márquez se la jugó por dentro en una apurada espectacular y tras tocarse con el campeón del mundo le ganó el lado bueno de la trazada para hacerse con una segunda posición que le sitúa líder.

A Lorenzo le molestó la maniobra de Márquez. Le negó el saludo en el garaje y también en el podio. "Prefiero no comentar nada porque estoy muy caliente", dijo en ese instante.

Márquez optó por la vía diplomática: "Le he intentado pedir disculpas en tres ocasiones, pero también se ha visto que tiene mucha experiencia y que en caliente no ganaría nada con decir cualquier cosa, así que máximo respeto para él y pedirle aquí nuevamente disculpas y que lo entiendo perfectamente que esté así". Espera que no se abra "una guerra" entre ellos. "Si me lo hubieran hecho a mi también estaría enfadado, no por la acción, sino por todo en conjunto pues habría perdido una posición en la carrera".

Wilco Zeelenberg, director deportivo del equipo de Lorenzo, fue comprensivo con Márquez. Lorenzo tercia entonces: "No voy a hablar del tema, ni de lo que pueda haber dicho en televisión Wilco, él tiene su opinión, aunque me asegura que se ha malinterpretado, principalmente antes de decir lo del tenis (referido a que las carreras de motos no son partidos de tenis), con lo cual como no lo he oído no puedo opinar", dijo.

En un determinado momento a Lorenzo se le recordó el incidente que en ese mismo punto protagonizó él con Joan Olivé y sobre el mismo dijo que "tenía diez años, fue peor mucho peor, pero tenía diez años".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine